Ir al contenido principal

¿Viste estos artículos?

¿Viste este artículo?

Invitados PH 2022 sábado 1 de Octubre con Andy Kusnetzoff: Horario Telefe

#PodemosHablar Este sábado llega a Telefe un nuevo programa de "PH, Podemos hablar" con Andy Kusnetzoff. En su nueva temporada , "PH, Podemos Hablar" vuelve completamente renovado. A los segmentos clásicos del ciclo, se suman grandes sorpresas, nuevas secciones y cambios en su escenografía.

No te preocupes cariño, película 2022 con Harry Styles y Florence Pugh, sinopsis, reparto, ficha Don't worry darling

SINOPSIS

Alice (Pugh) y Jack (Styles) son una pareja afortunada de vivir en la comunidad idealizada de Victory, una población experimental de una compañía en donde habitan los hombres, con sus familias, que trabajan en el proyecto ultrasecreto Victory.

El optimismo social de los años 50 fomentado por su CEO, Frank (Pine) -un empresario visionario y coach de vida motivacional- es el ancla de cada aspecto de la cotidianidad en la utopía en el desierto, formada por una comunidad estrechamente unida.

Mientras los esposos trabajan todo el día dentro de las oficinas centrales de Proyecto Victory en el "desarrollo de materiales progresistas", las esposas -incluida la elegante pareja de Frank, Shelley (Chan)- dedican su tiempo a disfrutar de la belleza, el lujo y la disipación que ofrece la comunidad. La vida es perfecta y la compañía cubre con todas y cada una de las necesidades de los residentes.

Lo único que pide a cambio es discreción y compromiso incuestionable a la causa Victory.

Pero al ver que su vida idílica empieza a fracturarse para revelar pequeñas muestras de que algo mucho más siniestro se esconde debajo de la atractiva superficie, Alice no puede evitar cuestionar qué es exactamente lo sucede en Victory, y por qué pasa. ¿Cuánto estará dispuesta a perder Alice para exponer lo que realmente ocurre en este paraíso?

Una historia con suspenso audaz, retorcido y visualmente impactante, "No te preocupes cariño" es una historia poderosa dirigida por Olivia Wilde, con las embriagadoras interpretaciones de Florence Pugh y Harry Styles, rodeados por un elenco impresionante y perfecto.

De New Line Cinema llega "No te preocupes cariño", dirigida por Olivia Wilde ("La noche de las nerds") y protagonizada por Florence Pugh (nominada al Oscar por "Mujercitas"), Harry Styles ("Dunkerque"), Wilde (en la próxima a estrenar "Babylon"), Gemma Chan ("Locamente millonarios"), KiKi Layne ("La vieja guardia") y Chris Pine ("All the Old Knives").

La película también está protagonizada por Nick Kroll ("How It Ends"), Sydney Chandler ("Pistol"), Kate Berlant ("Érase una vez en Hollywood"), Asif Ali ("WandaVision"), Douglas Smith ("Big Little Lies"), Timothy Simons ("Veep") y Ari'el Stachel ("Respect the Jux").

FECHA DE ESTRENO

EN SALAS DE CINE DE ARGENTINA

22 DE SEPTIEMBRE 2022

  • DATOS CURIOSOS

Para llevar No te preocupes cariño a la gran pantalla, la directora/productora/actriz Olivia Wilde volvió a formar equipo con su escritora de Booksmart, Katie Silberman, junto con otros colaboradores anteriores, incluido el director de fotografía Matthew Libatique, la diseñadora de producción Katie Byron y la coreógrafa Denna Thomsen.

Olivia Wilde y el director de fotografía Matthew Libatique se inspiraron en algunas de sus películas favoritas del género, como "Vertigo", "Rosemary's Baby" y el propio trabajo de Libatique en "Black Swan".

A mitad de la producción, Harry Styles recibió tres nominaciones al Grammy el 24 de noviembre de 2021.

Para la fiesta organizada por Frank, la artista de burlseque Dita Von Teese proporcionó su propio opulento disfraz e incluso trajo la gigantesca copa de champán en la que se sumerge.

Jack, el personaje de Harry Styles debe bailar en el escenario en la fiesta de Frank: la coreógrafa Denna Thomsen, quien es conocida en todo el mundo por videos musicales de artistas como Sigur Rós, Fergie, Sia y David Bowie, le enseñó a bailar tap.

Wilde y su equipo creativo buscaron inspiración en películas y estrellas de cine de las décadas de 1950 a 1970. Para el personaje de Jack (Harry Styles), la diseñadora de vestuario Arianne Phillips rindió homenaje a un joven Warren Beatty. Para Alice (Florence Pugh), la inspiración se encontró en los looks de Brigitte Bardot y Ann-Margret.

La casa de joyería Bulgari suministró piezas antiguas por un valor aproximado de 8 millones de dólares para la secuencia de la fiesta; las joyas estaba bajo vigilancia constante por su propio equipo de seguridad.

Muchas piezas de vestuario eran antiguas y originales de la época, y requerían un manejo cuidadoso. Douglas Smith, como Bill, el recién llegado a Victory, lucía una corbata original de época tan delicada que tuvo que ser remendada repetidamente entre toma y toma.

Algunas de las pesadillas de Alice son cortesía de un grupo de hábiles bailarines, bajo la dirección de la coreógrafa de la película, Denna Thomsen, cuyos movimientos son un homenaje al director de cine y coreógrafo Busby Berkeley. El trabajo de Berkeley le dio fama durante la Gran Depresión y es sinónimo de decenas de mujeres homogéneamente bellas que ejecutan movimientos de baile perfectamente sincronizados en patrones geométricos.

No te preocupes cariño fue la primera producción cinematográfica que se filmó en Kaufmann House en Palm Springs, CA. Conmemorada en la icónica foto de 1970 del fotógrafo estadounidense Slim Aaron titulada "Poolside Gossip", la Casa Kaufman fue diseñada por el icónico arquitecto modernista Richard Neutra y construida en 1946.

  • SOBRE LA PRODUCCIÓN: Declaración de la directora

Este thriller psicológico es mi carta de amor a las películas que superan los límites de nuestra imaginación. Imagina una vida en la que tuvieras todo lo que quisieras. No sólo las cosas materiales o tangibles -como una casa preciosa, coches magníficos, comida deliciosa, fiestas interminables- sino también las cosas que realmente importan.

Como el amor verdadero con la pareja perfecta; los mejores amigos y un propósito de vida que tenga sentido. ¿Qué te llevaría a renunciar a eso? ¿Qué estás dispuesto a sacrificar para hacer lo correcto? ¿Desmantelarías el sistema que está diseñado para servirte? ¿Y si tu única opción es realmente no tener ninguna opción? Ese es el mundo -y el cuestionamiento- de "No te preocupes cariño", Olivia Wilde, cineasta.

Wilde dirige a partir de un guión escrito por Katie Silberman, con quien trabajó en el guion de su ópera prima, "La noche de las nerds", basado en una historia de Carey Van Dyke y Shane Van Dyke ("Chernobyl Diaries") y Silberman. Los productores de la película son Wilde, Silberman, Miri Yoon y Roy Lee. Mientras que Richard Brener, Celia Khong, Alex G. Scott, Catherine Hardwicke, Carey Van Dyke y Shane Van Dyke son los productores ejecutivos.

El equipo que acompaña a Wilde detrás la cámara incluye al director de fotografía, dos veces nominado al Oscar, Matthew Libatique ("Nace una estrella", "Cisne negro"); la diseñadora de producción Katie Byron ("La noche de las nerds"); el editor Affonso Gonçalves ("La hija perdida"); el compositor nominado al Oscar, John Powell ("Jason Bourne"); el supervisor musical Randall Poster ("Sin tiempo para morir") y la diseñadora de vestuario Arianne Phillips ("Érase una vez... en Hollywood"), tres veces nominada al Oscar.

  • ENCONTRANDO VICTORY

¿Estás preparado para vivir la vida que te mereces?

Mientras que el mundo de "No te preocupes cariño" presenta un estilo de vida de lujo que evoca la era del Rat Pack, con todo el glamour exterior (y los roles de género arraigados) de la época, para la cineasta Olivia Wilde, el atractivo inmediato fue la oportunidad de investigar la historia subyacente y los temas con una mirada centrada y un punto de vista transmutado que le detonó un fuerte ímpetu de sumergirse en la dirección del proyecto.

La directora/productora/actriz recuerda que, bajo una capa de pintura pulida a la perfección, "me intrigaba mucho el concepto general de "No te preocupes cariño": ¿qué hace falta para que alguien haga lo correcto, a pesar del enorme sacrificio que supone? Más concretamente, la idea de alguien que vive en una sociedad diseñada enteramente para su comodidad, sólo para descubrir que esa sociedad es corrupta. ¿Puede ser tú quien reconozca que esa sociedad es intrínsecamente errónea y que debe desmantelarse? Como cineasta, me atrajo esta historia original con una heroína brillante, llena de matices y compleja".

Katie Silberman, guionista, escritora de la historia, productora y reciente colaboradora de Wilde en la crítica y popular "La noche de las nerds", declara: "Olivia y yo empezamos a hablar de lo que podíamos hacer con el concepto y contar una historia que tratara sobre la amistad, el romance y una persona lo suficientemente valiente como para enfrentarse a toda una sociedad. Acabábamos de trabajar juntas y queríamos volver a hacerlo. Nos dimos cuenta de que esta idea era algo que podíamos llevar a cabo, trabajada desde el interior de una alegoría y en el marco de un thriller psicológico. Nos entusiasmó mucho".

Para interpretar a su heroína, Alice -la mitad de una pareja delirantemente feliz-, Wilde contrató a una actriz que puede proyectar, simultáneamente, un look de mediados de siglo pasado y contemporánea: Florence Pugh y, como a su adorado marido, a Harry Styles como protagonistas.

Los temas provocativos y de fácil identificación del proyecto despertaron el interés de Pugh: "Trata de muchas dinámicas diferentes. Trata del control, la manipulación, la opresión, las relaciones, las fantasías sexuales. Trata sobre cómo mantienes la perfección de tu vida y, de cuando no lo es… ¿qué harás al respecto?".

Styles, quien interpreta al volátil Jack, dice: "Creo que, en general, esto trata sobre las relaciones… y la confianza, la traición, el amor, la pasión, el sexo… y el sol y... Palm Springs".

Wilde se encontró con el concepto de los guionistas y productores ejecutivos Carey y Shane Van Dyke, que "surgió después de navegar por anuncios viejos de los años 50, muchos de los cuales pintan una imagen de una sociedad patriarcal "tan perfecta", con mujeres al servicio de sus siempre sonrientes maridos. Algunos son tan malos que cuesta creer que sean reales. El mundo ahí representado nos parecía casi artificial. Entonces, solo fue cuestión de mirar el mundo real y darse cuenta de que parece que estamos retrocediendo a esa época. De repente, el mundo representado en esos anuncios se convirtió en un lugar muy aterrador en nuestras mentes, especialmente para la mujer… Fue entonces que supimos que debíamos encontrar una manera de entrar y explorar el tema a través de la lente de un thriller psicológico", dicen los Van Dykes.

Wilde se dirigió inmediatamente a Silberman, quien, igualmente inspirada por la premisa central de los Van Dyke, trabajó con Wilde para situar la historia en una ciudad desconocida rodeada de misterio -Victory- y construir la comunidad experimental desde cero.

Los Van Dykes cuentan: "Siempre fue muy importante para nosotros contar la historia desde la perspectiva de una mujer. Así que tuvimos muchas conversaciones, primero con las mujeres de nuestras vidas para guiarnos, luego con nuestros productores de Vertigo, Miri Yoon y Roy Lee, y con [la productora ejecutiva] Catherine Hardwicke. Pero fueron Katie y Olivia quienes realmente lo aterrizaron. Al ser grandes fans de "La noche de las nerds", no podemos estar más emocionados. Katie es una escritora increíble y una persona encantadora que hace maravillas al introducir a la gente en la experiencia femenina. Ella es lo que la historia y el personaje necesitaban y no hay nadie mejor en quien podamos pensar para llevarlo en la dirección que buscamos".

Yoon, de Vertigo, dice: "Cuando el proyecto llegó a Vertigo, inmediatamente notamos el potencial que esta historia tiene para narrarse en pantalla grande. La idea de examinar un mundo creado y orquestado expresamente por hombres y, por otro lado, de una mujer que 'despierta' para dar cuenta de ese hecho nos pareció perennemente relevante. El componente del suspenso como motor narrativo ayudó a iluminar las capas de la experiencia femenina dentro de ese mundo. Olivia expresó inicialmente su gran interés en protagonizar la película, lo que la llevó a dirigir y producir, además de traer a bordo a la inigualable Florence Pugh y al resto de nuestro tremendo reparto. El trabajo de Olivia y Katie aportó aún más especificidad a la conversación sobre la vida bajo la mirada masculina y, por supuesto, hizo estallar el mundo de Victory de la forma más intencionada e imaginativa".

Wilde cuenta: "Nos sumergimos y empezamos a desgranar el mundo hasta llegar a las cuestiones más esenciales que nos parecieron más atractivas. El centro de todo está la pregunta: ¿qué pasaría si tuviéramos una vida que fuera, de hecho, idealizada? ¿Por qué desarmar una vida tan cómoda? Eso es en lo que todos debemos reflexionar. Parece que muy pocas personas en la historia han tomado esa decisión y, sin embargo son ellas quienes realmente pueden hacer la diferencia.

"Los temas con los que trabajamos giraron alrededor de la idea de la valentía real", continúa, "sobre lo que realmente significa ser un pensador independiente, y ser capaz de identificar los defectos en un sistema que te sirve. Pero también, esta película es un romance. Queríamos contar la historia de un amor profundo y auténtico -aunque, tal vez, potencialmente dañado- pero tan real y puro que cautive a las audiencias, a pesar de su mejor juicio. Como miembro del público, creo que es divertido e interesante sentirse en conflicto. Cuando sabes que algo va mal, pero que la conexión de tu corazón con los personajes es tal que puedes entender por qué se ponen en esa situación".

Silberman ofrece: "Quisimos mostrar cómo no siempre es fácil reconocer que el sistema del que formas parte está roto. Que cambiar algunas de las cosas difíciles o que están fundamentalmente mal significa arrancar tu vida desde sus cimientos. Puedes formar parte de un sistema del que disfrutas, pero sabes que está mal en un sentido más macro; eso es difícil de reconocer. Hace falta que los individuos se unan y reconozcan que incluso los elementos buenos son a veces los que deben cambiar. Quisimos que esto siguiera siendo un hilo conductor importante, algo en el centro de la historia".

Para crear su edén, Wilde y Silberman elevaron la apuesta dramática al imaginar una fantasía llena de lujos en una vida idílica, con sustento en la suntuosidad y el atractivo visual de los años 50 y principios de los 60, especialmente en la comunidad del desierto que se convirtió en sinónimo de glamour relajado e indulgencia: Palm Springs, California.

Wilde se entusiasma: "Pensamos que podríamos divertirnos mucho con el aspecto de poder materializar tus deseos que tiene este mundo. Para mí, poder crear mundos es quizá la mejor parte de ser directora. Cuando incluyes a tu equipo -diseñador de producción, director de fotografía, diseñador de vestuario, peluquería y maquillaje y, por último, los actores- creas esa atmósfera. Nos propusimos construir un mundo tan maravilloso que nadie en su sano juicio pensaría en destruirlo... y luego crear un personaje que contemplara hacer precisamente eso".

Para Pugh, la idea de Victory es tanto un lugar como una forma de vida: "Victory es la perfección. La victoria es cuando eres joven y cierras los ojos, y te imaginas la mejor vida posible para ti. ¿Cómo es esa imagen? La visualizas junto a las palmeras, junto a la piscina. Te la imaginas con un cóctel en la mano y con un look increíble todo el tiempo. Así es como veo Victory. Todo está realzado y todo es perfecto".

Silberman añade: "Victory es un lugar soleado y precioso todos los días. Es todo lo que nos gusta de Palm Springs en los años 50 y 60, pero no son los años 50 y 60 que crees conocer: también es un lugar verdaderamente progresista, sexy y divertido. Todo el mundo bebe y sale de fiesta todo el tiempo. Es casi como un campamento de verano para adultos, si pudieras vivir sin consecuencias en el lugar más hermoso que puedas imaginar con tus mejores amigos. No hay preocupaciones de dinero, porque todo se carga a las cuentas corporativas de Victory. Los hombres forman parte de algo realmente importante y las mujeres están ahí para apoyarlos. Por la noche, se divierten como nunca. Olivia quería que la primera reacción del público fuera: '¡Quiero vivir ahí!'".

A pesar de que Victory debía ser seductora y el sueño de los conocedores de la indulgencia de mediados de siglo, Wilde y Silberman también buscaron que los cimientos del mundo estuvieran arraigados en la realidad, por lo que se sumergieron en la investigación, empezando por sus familias. Según Silberman: "Hablamos mucho de las mujeres de nuestras familias, de cómo fue para ellas crecer en una época determinada, y de cómo creemos que habría sido si no hubieran crecido con esas restricciones. Es una especie de homenaje a esas mujeres realmente brillantes y fuertes de nuestras vidas que crecieron en una sociedad que no les dio las oportunidades que nosotros sí tuvimos".

Más allá de lo familiar, las cineastas estudiaron el desarrollo de Palm Springs, centradas en las décadas de interés para la historia. También leyeron sobre sociedades secretas y programas gubernamentales (por ejemplo, el Proyecto Manhattan, que encabezó la investigación y el desarrollo de armas nucleares durante la Segunda Guerra Mundial). Silberman explica: "Este proyecto fue muy divertido, porque alivió muchas dudas en términos de investigación. Tuvimos acceso a tantos mundos para investigar en diferentes maneras, científica y filosóficamente. Incluso fotos de mujeres haciendo senderismo por las montañas en el Palm Springs de los años 50, completamente peinadas y maquilladas, en tacones y vestido… y eso era real. El espectro que observamos fue extraordinariamente amplio".

La investigación no sólo impulsó el desarrollo y la creación de Victory y el mundo de "No te preocupes cariño", sino que también resultó ser una herramienta útil para la construcción de los personajes. Prepararon paquetes de información para cada miembro del reparto que incluían materiales de referencia y posibles artículos que el personaje pudo haber encontrado en la época. Silberman afirma: "Olivia no sólo es una directora extraordinaria y una gran actriz, también es magnífica para elegir a los actores de sus historias. Este grupo de personas son los actores para quienes es más fácil escribir en el mundo, no sólo porque ellos mismos originaron muchas ideas brillantes, sino también porque todos son muy talentosos. Sólo quería seguir escribiendo más y más páginas para ellos".

  • CASTING: Lo único que nos piden es que nos quedemos aquí... donde es seguro

Según Olivia Wilde: "En el corazón de nuestra película está Alice Chambers, interpretada por Florence Pugh; un personaje con tanta inteligencia, amor y calidez que es imposible no conectar con ella. Es alguien con quien, como público, empatizas y apoyas, creo que desde el primer momento. La conocemos en un momento increíblemente feliz de su vida, justo cuando empieza a cuestionar algunos de los misterios que la rodean. Entonces, descubrimos que también es bestialmente valiente. Está tan dispuesta a arriesgarse que nos dejamos llevar por su empeño en encontrar respuestas.

"Hay algo en Florence que, simplemente, es tan inteligente", continúa Wilde, "su forma de cuestionar y considerar todo. Lo que pensé fue: 'Esa es la cualidad que necesitamos para Alice'. Una vez que hablé con Florence para tomar el papel de Alice, pensé: 'Todo parte de aquí, todo inicia de sus instintos'. Todo lo demás quedó muy claro... quienes la rodearían tomaron forma con base en lo que ella crearía. Las conversaciones giraron en torno a cómo esta mujer tenía que ser todo, excepto el tipo de ama de casa de los años 50. Sobre como todo debía sentirse orgánico. No querrías, ni por un segundo, cuestionar si ella era real o el mundo era real. De como la relación entre Alice y Jack debía ser profundamente apasionada y sentirse verdaderamente contemporánea, en cierto sentido, equitativa".

Pugh dice: "Diría que la diferencia entre Alice y las otras esposas es que ella no está tan atada... no es tan 'recta', supongo. Creo que se debe a la relación que le da Jack: puede ser ella misma, llevar su propia ropa, ser un poco más relajada, más sensual, más sexual. Su relación es diferente y él le permite ser esencialmente más moderna. Todo en ella es más relajado, la forma en que se mueve, la forma de su transita su día. El hecho de que se ponga lencería para despedirse de él por la mañana. A las esposas les encanta atender a sus hombres. Creo que interpretar este papel no habría sido ni la mitad de interesante si Alice y estas mujeres no hubieran estado comprometidas en sus vidas. Les encanta limpiar la casa y asegurarse de que todo esté perfecto. Eso hace que el personaje sea interesante. Todo en ella se trata de disfrutar lo que tiene enfrente tanto como sea posible, sin ser tan rígida".

Silberman describe a Alice y Jack como "jóvenes y modernos, incluso para este tipo de comunidad. Están locamente enamorados y forman un equipo maravilloso y, a pesar del ecosistema en el que se encuentran, en los años 50, con mucha misoginia latente, son realmente aliados. En igualdad de circunstancias. Y amigos".

Wilde dice: "El casting de Jack fue verdaderamente engañoso, porque buscamos a alguien que fuera un compañero de escena digno de Florence. Alguien alejado del estilo que típicamente identificamos como un hombre tradicional de los años 50. Su relación debía parecer singular; que él no entrara en el estereotipo de 'jefe de casa'. Buscamos proyectar que su amor pareciera genuino, auténtico y cálido, que se reconociera inmediatamente como algo especial dentro de Victory. Jack y Alice son diferentes".

Tras ver "Dunkerque" y estar impresionada con la actuación de Harry Styles, Wilde preguntó por su disponibilidad para el proyecto. "Pensé, él es alguien que tiene una presencia tremenda, inteligencia y, honestamente, audacia sin miedo".

Después de reunirse con los realizadores, Styles firmó para interpretar el papel, con el entusiasmo mutuo entre Styles y Pugh por dar vida a la pareja central de la película.

Styles explica: "Jack Chambers es un esposo. Quiere a su mujer y quiere ir a trabajar y luego volver a casa y pasar el rato con Alice. En ese sentido, es bastante común. Es el estereotipo muy tradicional de un matrimonio perfecto de la vieja escuela. Mientras él trabaja, ella está en casa, limpiando y cocinando. Pero, él ama a su esposa más que a nada en el mundo. Creo que están obsesionados el uno con el otro. Es una especie de relación 'nosotros contra el mundo'".

Para Styles, ese mundo tiene tanto una belleza seductora que embelesa, con un costo de oportunidad: "Victory representa el tipo de vida protegida que te permite permanecer en tu zona de confort definitiva. Puedes ignorar todos los problemas del mundo… y a algunas personas les parece bien. Creo que para todos es una pequeña burbuja segura, fácil y cómoda. Creen que todo es perfecto, pero el mundo no es así. Tiene consecuencias. La gente que está dentro de ese tipo de burbujas no quiere saber nada sobre las consecuencias. Creo que eso es lo que representa Victory: la voluntad de ser ignorante con el resto del mundo".

Wilde dice: "Una vez que tuvimos a nuestros Alice y Jack, se convirtió en su película... para llevar esta relación que era el punto de toda la película. Florence y Harry trabajaron juntos para crear esta relación humana increíblemente auténtica, cálida y llena de matices para llevarla a la pantalla. Luego, el tema fue decidir con quienes los acompañaríamos".

La propia Wilde tomó el papel de Bunny. Como la mejor amiga de Alice, Bunny sirve de caja de resonancia y confidente para la impetuosa Alice. El personaje en sí es una presencia fuerte, poderosa y sofisticada -con destellos de ingenio despiadado- que es lo suficientemente inteligente como para saber cómo funcionan las cosas en Victory. En términos de Hollywood, Bunny es una Rosalind Russell, el alma de la fiesta, tu amiga más divertida que se queda fuera de lo último.

"Creo que, además de las líneas que buscan desarmar al público con humor y hacer que el mundo parezca lo más orgánico posible, quise darle a Alice una amiga con quien desahogar su energía y eso permitió retratar con otra relación realmente auténtica en la pantalla", relata Wilde. "El núcleo de todo es Jack y Alice, pero otro tipo de historia de amor es la de Alice y Bunny. Siempre me he sentido fascinada por el fenómeno de la amistad femenina y todas sus complejidades, especialmente en una comunidad como Victory; las mujeres pasan la mayor parte de su tiempo juntas, porque los hombres trabajan todo el tiempo".

En opinión de Wilde, todas las mujeres han llegado a un acuerdo colectivo para no cuestionar nunca a dónde van sus maridos o cuáles son sus trabajos, y para no pensar nunca más allá de los confines de la comunidad. Wilde elabora, "Bunny es un personaje que realmente sabe beneficiarse de la comunidad y que está completamente adherida a Victory. Su marido, Dean, es un devoto seguidor de Frank [el líder de Victory], y es adulador y deferente con él... y Bunny es igual. Fue divertido crear ese personaje y más aún de interpretar, porque tengo muy buenos actores con quienes jugar.

"Fue una suerte que Bunny, como personaje, esté delineada en el guion para ser bastante mandona", confiesa Wilde, riendo, "porque estaríamos en medio de la escena y yo diría: 'Muévete, muévete'. Y hubiera funcionado para Bunny o para que yo rompiera el personaje como directora. Sacaba a la gente, la cambiaba de sitio, les decía que volvieran a decir cosas mientras pensaba, 'Sí, esa podría ser Bunny. ¡Ella haría eso!'. Así que fue un sueño".

"Son la primer pareja en llegar y los últimos en irse, expertos en beber y hacer que todos se queden despiertos más tarde de lo que pretendían", dice Silberman sobre Bunny y Dean.

En el papel de Dean, Nick Kroll comparte el punto de vista de Silberman, quien los llama "los presidentes sociales de Victory. Yo describiría a Dean como el alma de la fiesta, un poco el motor de la misma. Le gusta beber y fumar. Le gusta ir a por todas. Es un poco instigador, un poco bully, pero creo que de buen carácter".

Wilde reconoce: "Llamar a Nick Kroll para interpretar el personaje de Dean fue una auténtica obviedad para mí. Nick es alguien tan inteligente y tan divertido; realmente entendió el juego que buscamos hacer. Ayudó a generar esta especie de energía tipo Rat Pack, tan deliciosa y divertida, graciosa e irreverente; podía recibir un pase y lanzarlo sin esfuerzo".

Kroll se tomó muy en serio la responsabilidad de actuar como pareja de Wilde: "Tener el papel para interpretar al marido de la persona que dirige la película es muy halagador, porque ella podría elegir ser pareja de cualquiera. Siempre he admirado el trabajo de Olivia como actriz. Es divertida y tiene un toque tan ligero, pero también tiene una verdadera gravedad en sus interpretaciones. Tiene un fuego dentro de ella, pero también una verdadera vulnerabilidad en su actuación. Después de ver "La noche de las nerds", me di cuenta de su increíble talento como directora. Crea imágenes visualmente impresionantes, mientras cuenta una historia con gran ritmo, lo que es increíblemente difícil de hacer".

Una de las primeras parejas en Victory fue la que forman Margaret y Ted -interpretados por KiKi Layne y Ari'el Stachel- quienes disfrutaron de la escena social con todos los miembros de la sociedad... hasta que Margaret empezó a actuar de forma contraria al espíritu de la comunidad. Margaret se negaba a aceptar el secreto que exige este mundo. Cuestiona y exige la verdad, aunque le cueste. El resto de los residentes de Victory se distancian de ella porque no quieren que se les asocie con su insubordinación, lo cual sólo provoca que ella cuestione aún más a Frank y sus verdaderas motivaciones.

Silberman cuenta: "El chisme corrió como la pólvora por todo Victory y condenan a Margaret al ostracismo, básicamente, por hacer preguntas que nadie debe hacer. No quieren estar asociados con la persona que representa un problema potencial. Ahora, nadie quiere tener nada que ver con Margaret porque no quieren que su 'locura' se contagie. Pero el hecho de que la excluyan sólo ocasiona que ella quiera más respuestas. Finalmente, eso es lo que hace que Alice se dé cuenta de que debió escucharla todo el tiempo. Al principio, es una mujer sola la que grita en la oscuridad… y no funciona hasta que alguien la escucha".

Wilde añade: "Había visto el trabajo de KiKi y me impresionó su vulnerabilidad. Tiene una inocencia de alma vieja, una quietud verdaderamente difícil de lograr; eso funciona maravillosamente en el papel".

Layne disfrutó de la oportunidad de dar vida a Margaret y dice: "Es un personaje tan diferente a todo lo que he hecho antes. Margaret es la primera en hacer preguntas. Es la primera en empujar. Si no estuviera ahí para inspirar a Alice, ésta nunca habría pensado o sido lo suficientemente valiente como para hacerse esas preguntas. Ninguna puede hacerlo sin la otra".

Es Alice quien observa el deterioro emocional de Margaret y empieza a cuestionar que, tal vez, su comunidad no es lo que parece. Layne explica: "Creo que, durante un tiempo, Margaret ha notado cosas, pero es un caso en el que no quiere reconocerlo ni agitar el barco. Cuando llevas una vida tan fácil, no quieres señalar nada que lo dificulte. Pero después, ya no puede ocultar sus dudas y temores".

Al igual que sus coprotagonistas, Stachel aprecia los temas hábilmente entretejidos en el thriller. Afirma: "Margaret empieza a percibir que hay algo raro en todo esto y, una vez que su comportamiento se convierte en alimento para el chisme, eso realmente amenaza el estatus de Ted. Su reacción es, básicamente, convertirse en el típico hombre tóxico. Creo que la mirada de Olivia a esa dinámica es desde un ángulo sumamente interesante".

Para los papeles de Peg y Peter, Wilde eligió actores que, en su opinión, aportan un elemento clave al género del thriller psicológico. La cineasta afirma: "El humor es muy importante en todo thriller. Piensa en "El bebé de Rosemary" y en la comedia que se infunde en la comunidad de vecinos en esa película. Hay una energía en su charla que permite que el público sea vulnerable; Phoebe Waller-Bridge dijo que cuando el público se ríe con un personaje, está relajado y desarmado. Si consigues que se rindan y se sientan cómodos, puedes sorprenderlos y asustarlos". Así que Kate Berlant en el papel de Peg, junto con Asif Ali en el de Peter y Nick en el de Dean, son perfectos por esa razón, y además aportan un gran peso emocional".

Silberman dice: "Peg está embarazada y tiene mucha ansiedad. Está fuera del círculo social y está desesperada por pertenecer. Peter también observa todo siempre con un matiz un poco competitivo y con celos. Kate y Asif son unos cómicos increíbles… están hechos para interpretar estos roles".

Para Berlant, "No te preocupes cariño" expone algunos de los defectos de un ideal inalcanzable: "La fantasía constante de la familia nuclear estadounidense ha hecho mucho daño. Muchos de nosotros nos aferramos a ese ideal, pensando que es algo que debemos conseguir y mantener a costa de tu realización o liberación. Seguimos idealizando esas imágenes y luchando por ellas, aunque al final no se ajusten a nosotros".

Ali comenta sobre Peg y Peter: "Somos una especie de pareja rara y neurótica. No estamos lo suficientemente arriba en Victory como para estar totalmente relajados, pero tampoco lo suficientemente abajo como para estar asustados. Estamos en un punto intermedio e intentamos mantener las apariencias y asegurarnos de que todo es perfecto, y siempre intentamos ser impresionantes. ¿Y Kate? No podría pedir una persona mejor para resonar cómicamente".

Sydney Chandler y Douglas Smith interpretan a la nueva pareja de Victory, Violet y Bill, de quienes Silberman dice: "Son jóvenes y nuevos. Los describimos como un bebé ciervo, porque aparecen y no saben nada de Victory, pero están muy emocionados por formar parte de ella. Se les acepta rápidamente y ellos mismos evolucionan rápidamente para amar y adorar todo lo que tiene que ver con Victory".

"No te preocupes cariño" es el debut cinematográfico de Chandler, quien fue una de las últimas incorporaciones al reparto, y quien aplicó por sí misma al proyecto con una cinta propia... cuatro días después se encontró en un vuelo a Los Ángeles. El personaje de Violeta anhela formar parte del conjunto de la sociedad de Victory, pero lucha por encontrar una forma de entrar. Chandler comenta: "Violet tiene mucha necesidad de pertenecer y trata desesperadamente de encontrar su lugar, pero es muy observadora. También creo que es mucho más inteligente de lo que parece, pero se mete en el papel de ama de casa por seguridad, más que nada. Es más bien una mosca en la pared, observan y espera a ver qué sucede".

Smith cree que la llegada de la pareja señala muchas cosas al público: "A través de Bill y Violet te enteras del proceso que cualquiera de los habitantes de Victory pasó la primera vez que llegaron a la comunidad. Por su parte, Bill está nervioso. Quiere encajar. Su entusiasmo por convertirse en 'uno de los chicos' le provoca una ansiedad monumental y eso a veces le lleva a ser menospreciado y desaprobado por los mismos compañeros a los que se muere por impresionar. Sin embargo, con el paso del tiempo va ganando confianza en sí mismo".

Wilde dice: "Los personajes de Violet y Bill son importantes, como miembros más recientes de la comunidad de Victory. En el caso de Violet, hay una especie de desconcierto, como el de alguien que está a punto de recordar un sueño. Aunque es encantadora, cálida y presente, hay algo que no le hace sentido y que la mantiene en vigilia. Sydney presentó una calidez y vulnerabilidad increíbles en su aplicación".

La supervisión de cada residente de Victory y de cada empleado del Proyecto Victory está a cargo del omnipresente y omnisciente Frank, con Chris Pine en el papel. CEO, alcalde, líder social y conciencia, Frank demanda a todos que compartan su filosofía y visión en aras del progreso. Su personaje habla de la aparición y la popularidad estelar de las figuras de motivación/autoayuda de la época, como Earl Nightingale y Zig Ziglar, así como del creciente interés por la exploración de la psicología humana, con ecos de B.F. Skinner y su trabajo sobre el conductismo. Frank es el tipo de líder por el que se haría cualquier cosa por seguir. Inspira a los que trabajan en su empresa a ser la mejor versión de sí mismos. Quiere cambiar el mundo y da la bienvenida a quienes son lo suficientemente valientes como para cambiarlo con él.

Según Wilde: "Frank fue un personaje delicioso de concebir, porque es encantador. Queríamos que fuera alguien a quien no pudieras dejar de escuchar, alguien que tuviera un gran manejo del lenguaje y que pudiera retener al público. Cuando pienso en actores con grandes voces, uno de los primeros en quien pienso es Chris Pine. Además, tiene ese tipo de poder silencioso y aterrador; es bien sabido que las personas más poderosas nunca tienen que levantar la voz. También me encantó la idea de que Chris pudiera encarnar un personaje que no fuera el hombre ideal de ensueño, alguien con un poco de ventaja. Chris es tan inteligente y yo sabía que él entendería exactamente lo que haría funcionar a Frank. Se le da muy bien crear los detalles intrincados del personaje, y fue muy divertido ponerlo en práctica con él".

Pine recuerda: ""No te preocupes cariño" es un thriller psicológico y un retorno a las grandes películas de los años 60 y 70. Fue una lectura fantástica. Para mí, lo más difícil e interesante fue que tuve que encontrar un camino hacia un personaje con quien podía estar en desacuerdo. Pero tuve que darle sentido suficiente, de tal manera que fuera coherente para mí como actor. Así que cuando lo interpreto, no lo juzgo. Descubrí es que habla de muchas cosas que son significativas para mí. La idea del caos y de la estructura: siento compasión al intentar navegar por la relación entre esas dos cosas en la vida. Creo que son los dos componentes con los que los seres humanos luchan. Intenté encontrar cosas que resonaran en mí y de las que pudiera hablar con pasión, y luego, con suerte, permitir que eso se llevara a cabo a través de esas partes más difíciles en las que claramente no estoy de acuerdo con él".

Las mujeres de Victory no están al tanto de los negocios de Frank ni de sus acciones. Pine observa: "Es un gigante en su campo, sea cual sea éste. Hay alusiones al Proyecto Manhattan, como si hicieran una gran construcción peligrosa del mundo, empresas de protección mundial, todos estos hombres. La gente lo ve como una especie de dios, o un profeta, poeta, filósofo".

Para cada dios hay una diosa y la de Frank es su esposa Shelley, interpretada por Gemma Chan. Shelley es la verdadera compañera de Frank: una esposa que lo adora y apoya, su mano derecha, mientras él se propone cambiar el mundo. Es la creyente más fiel y dedicada de Victory y su lealtad sólo es comparable a su refinamiento.

Shelley supervisa la vida social de las mujeres de Victory y gobierna sobre ellas como instructora de ballet. Las esposas luchan por la aprobación de Shelley tanto como los maridos por el favor de Frank. En eso, ella ejerce un gran poder, pero como imagen de una esposa perfecta, lo hace sin los destellos de su marido. Es todo gentileza que enmascara una fuerte voluntad. "Shelly es la mujer a quien todo el mundo intenta impresionar y de quien siempre quiere estar cerca", explica Silberman. "No sólo es una primera dama exquisita, sino también una vigilante de Victory, mientras todos los hombres trabajan".

Chan comenta: "Shelley y Frank son un acto doble completo. Dirigen la ciudad. Son la 'primera pareja'. Todo el mundo los admira. Shelley es una mujer compleja, porque es muy fuerte. Es muy segura de sí misma. Apoya completamente a Frank y él no podría hacer lo que hace sin ella. Pero, ella también tiene su agenda".

Chan y Wilde coincidieron en su deseo de profundizar en el paradigma del poder en el corazón de Victory. Chan dice: "Antes de empezar la filmación, Olivia y yo tuvimos una larga charla sobre Shelley; sobre el interés de ambas por las mujeres en un sistema patriarcal... las mujeres que sostienen ese sistema, sean conscientes de ello o no. Ganan mucho poder al apoyar a sus maridos en un sistema como el de Victory. Me fascina la psique y el tipo de pensamiento que hay detrás de alguien como Shelley, porque también es increíblemente cálida y amable. Ella es inteligente. Pero, no querrías cruzarte en su camino. Absolutamente. No quieres estorbarle a Shelley".

Wilde comenta: "Me encantó que Gemma quisiera interpretar a Shelley porque tiene una presencia increíble, una elegancia muy real. No hay forma de que aparezca en una escena y no tenga poder e importancia, y hace muy poco para mantener ese espacio en una habitación. Realmente quería explorar los temas de la participación femenina en el mantenimiento de las estructuras del patriarcado. Gemma es simplemente brillante, y sabía que, obviamente, tendría un firme conocimiento de los matices de Shelley. Pero además, lo que aportó fue ese poder británico increíblemente delicioso y regio que era innegablemente perfecto para el papel".

Completa el reparto Timothy Simons como el Dr. Collins, el médico residente de Victory. Simons interpreta una versión muy de los años 50 de un médico que realmente disfruta de las visitas a domicilio, junto con la confianza ciega de sus pacientes en Victory. El actor señala: "Los médicos son inmediatamente dignos de confianza y el Dr. Collins se aprovecha de eso. Su naturaleza aparentemente amistosa y su estatus hacen que pueda ir, esencialmente, sin ser cuestionado. También ayuda el hecho de que los hombres de Victory siempre le respaldarán si alguien lo cuestiona. Si llevas un estetoscopio al cuello, todo el mundo confía en ti y te cree. Bueno, al menos lo hacen en la Victory".

Los realizadores animaron a sus impresionantes miembros del reparto a idear historias de fondo para sus personajes durante los primeros ensayos, en particular las relaciones entre los maridos y las esposas. Silberman reflexiona: "Al trabajar con ellos inicialmente, aportaron ideas increíbles y pudimos tejerlas en la historia. Se les ocurrieron muchas cosas en cuanto a la dinámica real entre ellos. Todo eso dio sus frutos durante el rodaje. Fue realmente genial".

  • DISEÑAR Y EJECUTAR: Es una forma diferente... una forma mejor

Para crear el seductor y sensual mundo de "No te preocupes cariño" se necesitó un ejército con gran imaginación y un excelente equipo de talentos detrás de la cámara se unió a Wilde: el director de fotografía Matthew Libatique; la diseñadora de producción Katie Byron; la diseñadora de vestuario Arianne Phillips; y los jefes del departamento de maquillaje y peinado Heba Thorisdottir y Jaime Leigh McIntosh.

La sociedad utópica de la película celebra la belleza hipnótica de los años 50. Wilde explica: "Siempre me ha inspirado mucho el diseño de finales de los 50 y principios de los 60: el Rat Pack, Frank Sinatra, una vida de excesos y libertinaje de posguerra aparentemente sin consecuencias. Es tan seductora la idea de una época en la que la vida parecía definirse por la idea del disfrute y la diversión".

"Y este mundo de Palm Springs de mediados de siglo es tan fantástico", explica. "Hemos recurrido a muchos arquitectos y diseñadores muy talentosos. Katie Byron, nuestra diseñadora de producción, y Matthew Libatique, mi director de fotografía y socio en todo esto, buscaron crear algo que fuera tan visualmente fascinante que la audiencia se sintiera realmente maravillada. La idea es que el público se sienta atraído por este mundo, por eso todo gira en torno al placer de cada elemento, las texturas, la forma en que los colores combinan".

Como referencia, los cineastas recurrieron a las obras del fotógrafo de guerra convertido en cronista, Slim Aarons, con algo que él llamaba "fotografiar a gente atractiva haciendo cosas atractivas en lugares atractivos". Mientras que su trabajo se miraba a través de su canon general -glamour y su calidad de cápsula del tiempo- quizás su toma más famosa, titulada Poolside Gossip, era igual de inspiradora que aspiracional.

Wilde reconoce: "Cuando escribíamos la película, tenía una copia de Poolside Gossip en la pared y recuerdo que la miraba fijamente mientras pensaba: '¿Cómo podríamos construir un set que se parezca a la emblemática Casa Kaufmann del arquitecto Richard Neutra?'. Cuando buscamos locaciones y nos dirigimos a la casa, dije: '¿Imagínate que pudiéramos encontrar algo así?', a lo que Katie Byron me contestó: '¿Y por qué no intentamos rodar allí?' Nadie había filmado ahí y lo conseguimos, tuvimos mucha suerte".

La suerte del equipo continuó cuando consiguió una serie de localizaciones de época magníficas para representar el mundo idealizado del guión de Silberman: Canyon View Estates, la comunidad planificada de Palm Springs diseñada por Dan Palmer y William Krisel y construida por la Alexander Construction Company, se convirtió en la calle sin salida en la que residen Alice y Jack, rodeados de sus otros vecinos de Victory; la casa Volcano del arquitecto Harold James Bissner, Jr. del arquitecto Harold James Bissner, con ecos de una nave extraterrestre encaramada en lo alto de una colina, se convirtió en el cuartel general del tenebroso Proyecto Victory; y el restaurante Cicada, dentro del edificio Art Deco Oviatt de 1928 en Los Ángeles, junto con el restaurante Doll House en Palm Springs, se convirtieron en el club nocturno (y el tocador) donde Victory vive su más fastuosa celebración.

Yoon comenta: "Antes de que nos dieran luz verde oficialmente, Olivia pidió hacer scouting de los exteriores en Palm Springs para descubrir las partes móviles que darían color a este mundo. Desde nuestros primeros días de exploración y preparación, ella nunca cedió en su empeño de hacer realidad su visión de la película, y el resultado final de ese compromiso se nota en cada fotograma de la película".

Silberman señala: "Esta es una sociedad autocontenida. Nadie debe aventurarse fuera de la ciudad. Puesto que todas las necesidades están cubiertas y todo es tan perfecto, ¿por qué habrías de hacerlo? Cuando Olivia y yo lo desarrollamos, lo comparamos con una colonia en Marte. Hay un pequeño lugar para ti y no debes ir más allá de lo que te han dicho que es seguro, porque no sabes lo que hay ahí fuera".

Sobre el brillante y casi exagerado mundo creado, Byron dice: "Arquitectónicamente, el espacio de Victory se diseñó para sentirse como una utopía, para sentirse casi como un culto... quisimos que el público experimentara esta caprichosa efervescencia, junto con la calma de un estado magnífico y onírico. Pero también, abrazamos un nivel de opulencia, glamour, una majestuosidad en todo ello. "

Styles reconoce las ventajas y desventajas de la época cuando dice: "Todo aquellos que piensan en esa época tienen en mente lo bonito y elegante que era todo. Pero en ese entonces también había oscuridad. Este es otro ejemplo de vivir con cero consecuencias, si estás preparado para desconectarte del resto del mundo, esa es la vida en Victory. Es divertido jugar dentro de esa estética y vivir allí... por un rato".

Para vestir al reparto con la mejor moda de la época, el diseñador de vestuario Phillips se benefició de la extensa investigación de Wilde y de su lista de referencias, que incluía películas y celebridades que ejemplificaban el aspecto más grande de Victory.

Para el Jack/Styles, la versión del joven Warren Beatty en "Esplendor en la hierba" sirvió de gran inspiración. Para el look californiano de Pugh/Alice, Phillips recurrió a las imágenes clásicas de dos protagonistas de la época. El diseñador de vestuario comenta: "Heba y Jamie Leigh adoptaron a Brigitte Bardot, sobre todo para el peinado y el maquillaje, y aunque ella es una inspiración inagotable, yo también tomé de referencia a Ann-Margret, la amo. Creo que eso es lo más bonito no sólo del personaje de Alice, sino también de la interpretación que Florence hace de ella: esa alegría y energía palpables que aporta al papel. Quería ayudar a fomentar esa sensación de libertad y alegría de vivir a través de su look".

Pero Alice experimenta otras cosas además de la alegría. Describe Pugh: "Algo que quisimos proyectar con el vestuario de Alice fue el estar un poco fuera de lugar y que fuera diferente del resto de las mujeres. Te darás cuenta de que muchas de las amas de casa llevan colores pastel y todo es un poco dulce y perfecto, pero hay algo ligeramente fuera de lugar con Alice, igual con un magenta intenso o con negro. Su hermosa silueta de reloj de arena y su estilo se vuelve más desaliñada mientras avanza la historia. Fue muy divertido participar en el proceso creativo con Arianne".

El personaje de Frank está por encima de todos los demás hombres de Victory; esto aplica no sólo a su rango, sino también a su vestuario. Pine describe: "Hay algo del Palm Springs/Hollywood de los años 60 y luego algo de la Costa Azul, Slim Aarons, veraneo en la Costa de Amalfi. Pensé, 'Veo a Frank como un elemento dentro de las venas de estos chicos, pero debe tener un estilo propio'. Si viene a una cena, no lleva corbata. Y si todos los demás llevan rayón, él lleva seda. Si está en su casa, va descalzo. Frank es ese tipo relajado y genial. Es un poco menos rígido, menos formal y de silueta más delgada y refinada. Eso fue muy importante y me ayudó mucho a meterme en la mentalidad del personaje".

Pine se apresura a añadir: "Para las mujeres, es un paraíso glorioso con todas las cosas de la moda de mediados de siglo. Es un espectáculo visual".

Wilde observa: "El vestuario forma parte de este mundo tanto como el diseño de producción. El trabajo de Arianne es extraordinario. Para hacer una película de época sobre un periodo que la gente cree conocer muy bien, debes crear algo realmente singular. Me apasionó tener el propósito de crear algo que se sintiera algo irreconocible. Tuve en mente un mundo muy específico para crear y la inspiración era clara. Busqué que la gente se entusiasmara con esas mismas piezas de inspiración. Poder hacer una película original como ésta, es una oportunidad poco frecuente hoy en día y me interesó que se sintiera como una verdadera carta de amor al cine. Por ese motivo, Katie, Arianne, Matty y yo nos reunimos como si fuéramos un grupo de amantes del cine, para jugar juntes en esta caja de arena".

Phillips también consiguió varias piezas únicas de joyería de la época para añadir más brillo y opulencia: "Alice, Bunny y Shelley llevan joyas de época, con mucha importancia en sus looks. Las mancuernillas de Harry y Chris también son de época. Fue muy divertido añadir una capa con piezas reales que existían en la época".

  • RODAJE Y POSTPRODUCCIÓN: Victory ofrece cosas que el dinero no puede comprar

Cualquier director encargado de una producción con tantas partes móviles como "No te preocupes cariño" hubiese considerado que el reto era grande. Para Wilde, producir, dirigir y protagonizar la película ofrecía múltiples capas y facetas que requerían de toda su atención... un auténtico reto al que entró de frente, pero que inicialmente resultó más fácil de decir que de hacer (literalmente).

Wilde confiesa: "Lo más difícil para mí fue decir 'corte' en personaje, especialmente cuando era mi primer plano. Recuerdo que el primer día fue como, '…¿corten?' Definitivamente, mejoré con el tiempo. Recibí algunos buenos consejos de cineastas que habían hecho ambas roles antes. Uno de ellos fue que, como director, tu equipo es tu familia… y mi equipo era increíble. Con Matty y Scott Sakamoto al mando de la cámara hubo una gran conexión con ellos, como una especie de confianza en mi cerebro. Mantener eso y al mismo tiempo desarrollar esa relación con los actores fue como ser multilingüe, en cierto modo. Fue un gran reto, pero muy divertido. Reconozco que es difícil dirigir con una peluca ajustada y ropa ceñida de los años 50. Me sentí mal por el equipo de peluquería y maquillaje: intentaban seguirme constantemente para retoques y yo no paraba de moverme. Consiguieron trabajar muy bien sobre la marcha, pero debió de ser frustrante para ellos. Matty tenía una lista de los días en los que no actuaba ante la cámara y decía que esos eran los días buenos, porque era cuando podía salir con ellos en ropa deportiva".

Para el compromiso de hacer de "No te preocupes cariño" en película, Wilde eligió a Libatique tras su reciente colaboración en el rodaje de un anuncio en Nueva York. Él cuenta que, "Olivia ya tenía una visión clara de cómo quería que fuera el filme. Fue realmente maravillosa al hacerme entender el sentimiento y el ambiente; además, ambos compartimos las influencias de Slim Aarons y [el fotógrafo] Alex Prager. Me resultó muy fácil entender lo que quería. Por regla general, no paso mucho tiempo pensando en cómo quiero que sea la película, más bien uso mi tiempo para entender cómo debe ser la película".

Wilde continúa: "Tenía muchas ganas de trabajar con Matty -uno de mis colaboradores favoritos y uno de mis directores de fotografía preferidos- porque entiende muy bien el lenguaje visual, la forma en que se mueve la cámara, que tiene mucho que ver con las suposiciones que hace el público y el tono que se crea a través de la cinematografía. Es creativo y entusiasta, y un narrador apasionado".

Los dos miraron películas que les inspiraron dentro del género -como "El bebé de Rosemary", "Vértigo" y una que le valió a Libatique varios premios y una nominación al Oscar, "Cisne negro" -con un enfoque específico en crear un mundo subjetivo y visceral que llevara al espectador al interior de la experiencia de Alice.

Para Libatique, el propósito fue encontrar cómo servir mejor a la colaboración artística que originó Victory. Afirma: "Más allá de entender lo que quería Olivia, necesitaba sentarme con Katie Byron y Arianne Phillips. Cada uno de quienes participaron en esta película tenían una visión determinada de su oficio específico. El estilo de la película ya estaba delante de la cámara; mi trabajo era hacer que esta realidad elevada fuera aceptable como realidad".

"Una de las cosas que me gusta de crear el lenguaje de una película", continúa Libatique, "es la elección de las lentes que ocuparemos. No quería que la película pareciera artificial, sino hacer sentir que esos vestidos y esas personas existeron en un lugar real. Elegí las lentes Blackwing porque sabía que no eran demasiado nítidos y que tenían una especie de aberración y destellos. Para ciertas escenas en el desierto, Sigma hace estas lentes que tienen poco contraste y crea reflejos fenomenales, lo que realmente expresa la desolación y el calor. Por último, a la hora de iluminar una escena, intenté mantenerla en un lugar que pareciera más fotoperiodístico. Intenté alejarme del tipo de luz perfecta y preciosa sobre alguien. Como había tanto estilo puesto en los sets, el vestuario, los trajes, el pelo, el maquillaje... la luz tenía que ser real. En cierto modo, acabé haciendo lo menos posible, sólo traté de crear esta realidad".

Los actores tuvieron muy pocos problemas para crear su realidad, familiarizaron enseguida con los demás. Timothy Simons recuerda: "El grupo conectó muy rápidamente y hubo una atmósfera de respeto y confianza. Todo el mundo se sentía muy cómodo con los demás, y eso es mérito del liderazgo de Olivia. La facilidad con la que nos relacionamos también se debe al guión de Katie, porque todos confiábamos plenamente en el material".

La primera locación de la producción comenzó en una fría mañana de otoño. La piscina de un complejo turístico de Palm Springs se transformó en el country club de Victory, habitado por Pugh, Wilde y Chandler en traje de baño.

Silberman recuerda una imagen impactante de ese día: "Olivia, como Bunny, llevaba este increíble traje de baño, con su hija real, Daisy, que interpreta a su hija en la película y que también estaba junto a la piscina. Olivia estaba tumbada en una silla diciendo todas estas increíbles frases, muchas de las cuales se inventó, porque también es una gran escritora. Luego, cogió a Daisy y salió corriendo del plató en el DIT, mirando a la cámara y señalando lo que le gustaba o lo que quería cambiar. Recuerdo que evoqué la imagen tan específica que tenía de niña de cómo era un director... probablemente algo así como un tipo de 40 años con gorra de béisbol, gafas y barba. Entonces, pensé, 'Esta es ahora nuestra imagen de un director'. Pero en este proyecto fue muy divertido ver cómo Olivia se explayó en lo que es brillante y ver cómo lo hace todo al mismo tiempo".

Posteriormente, la producción se trasladó a la locación para filmar la velada en el patio trasero de Frank y Shelley, con tomas en la casa y alrededor de la piscina de la fotografía de Slim Aarons que tanto influyó en Wilde y Silberman: la casa Kaufmann. A Pine le pareció que el escenario encajaba perfectamente con su personaje: "Tienes esta arquitectura modernista, hermosa, de líneas limpias… con el conocimiento de que fue uno de los logros más importantes de su clase. En el fondo están las montañas y el desierto, que son tan escarpados y crudos, y esa yuxtaposición se capta de forma tan bella. Hay una limpieza en las líneas de mediados de siglo. Hay una destilación del uso y la practicidad que se encuentra con la belleza. Hay un esfuerzo por construir dentro de la naturaleza y con la naturaleza, y creo que eso habla de mucho de quien es Frank. Tiene textura e intensidad, color y vitalidad, sexualidad y sensualidad. La hierba es realmente verde y las piscinas son verdaderamente azules. Para mí, y creo que para el público también será así, hay muchas cosas para enamorarse en esa época y en ese lugar".

La camaradería de las parejas de "No te preocupes cariño" es evidente, incluso en el lugar en el que eligen vivir: uno a lado del otro en una calle cerrada. El director de locaciones, Chris Baugh encontró la perfección suburbana en Canyon View Estates, la comunidad planificada que se desarrolló en 1962. Experimental y vanguardista para su época, los propietarios debían cumplir una serie de normas específicas que prohibían las ampliaciones y limitaban los colores de la pintura exterior, entre otras cosas. Para Baugh, esto fue un regalo, ya que se consiguieron casas perfectas para la época con un diseño brillante, repletas de techos abovedados que permiten la entrada de la luz del desierto.

Silberman recuerda: "Filmar esos días fue muy divertido porque casi todo el reparto estaba allí. Pudimos vivir la experiencia de cómo sería el pueblo de Victory con estas diez personas en sus jardines charlando entre ellas y pasando el rato. Fue realmente maravilloso ver y sentir cómo serían esos días 'normales' y tener una idea de por qué era un lugar donde todo el mundo querría vivir. ¡Hasta yo quería vivir allí!".

La atmósfera que se estableció desde el principio ayudó al reparto a entrar en personaje, lo que Wilde fomentó en beneficio de la película. Layne reflexiona: "Lo que más disfruté fue la posibilidad de probar cosas completamente nuevas. Creo que a veces encuentras una manera muy favorable de hacer algo, una aproximación buena para hacer la escena, al grado de que eso se convierte en la escena. Pero trabajar con Olivia te da la oportunidad de encontrar múltiples tomas de la escena, lo que es una sensación grandiosa. Sobre todo para mí, que vengo del teatro y que estoy muy acostumbrada a ensayar y a jugar y a probar un montón de formas distintas".

Los interiores de la casa de Jack y Alice se rodaron en escenarios sonoros de Santa Clarita, California; Pugh y su protagonista masculino también se beneficiaron de su relación instantánea. Pugh relata: "Es muy emocionante cuando hay una conexión divertida con alguien y, tal vez, también fue el hecho de tener conmigo a un compañero británico en el set después de haber estado fuera de casa durante tanto tiempo. Me sentí como si tuviera un viejo compañero de colegio cerca y, por esa razón, el primer momento de ensayo fue tan emocionante, porque estábamos siendo gremlins juntos, esencialmente".

Styles devuelve el cumplido: "Florence tiene mucho talento y es increíblemente fácil trabajar con ella. Le inyectó mucha vitalidad a Alice. Soy fanático de su trabajo y, cada vez que tengo la oportunidad de trabajar con gente tan talentosa, me siento muy afortunado. Florence aporta magnetismo al personaje de Alice, que hace que el personaje te caiga bien a la primera… algo primordial para el rol. A Florence no le gusta hacer las cosas a medias y fue muy divertido verla trabajar y aprender de ella".

Una conversación tensa durante una cena entre Pugh y Pine ofreció un reencuentro para los dos actores, quienes trabajaron juntos en "Outlaw King". Pugh comenta: "Volver a estar juntos y hacer de adversarios fue muy emocionante. Es un actor con quien me siento muy segura, haga lo que haga. No importa el movimiento que yo realice, él siempre lo responde… y esa es una sensación tan emocionante, cuando estás totalmente seguro con alguien y confía en ti tanto como tú en él".

Wilde considera: "Conozco a Chris desde hace tiempo por lo que, en cierto modo, hay este sentimiento que los actores que dirigen películas de estudio tienen, como si los compañeros de celda hubieran tomado el mando. Fue estupendo tener a alguien que me conocía desde que empecé esta carrera para decir: 'Míranos. Ahora estamos aquí y podemos ocupar las herramientas y jugar con ellas como siempre hemos querido'".

Silberman señala que Frank se alimenta de la confrontación: "Esa clase de confianza tiene el poder de desarmar con mucha facilidad y detona una batalla tan interesante entre los dos… porque él era bastante imperturbable, hasta cierto punto. Además, es divertido ver cuando una persona imperturbable repentinamente se pone un poco nerviosa".

De una pequeña cena, la producción se convirtió en una ruidosa cena con baile de etiqueta y se trasladó al centro de Los Ángeles y a un espacio en el atrio del histórico edificio Oviatt, originalmente construido como una mercería de primera categoría, que ahora es el Cicada Restaurant & Lounge. Este lugar de ensueño -incluido en el Registro Nacional de Lugares Históricos- se construyó en el apogeo del Art Decó, en 1928, un año antes de que las consecuencias de vivir en la burbuja de los locos años 20 hicieran que todo se viniera abajo.

La velada es la fiesta anual que Frank organiza para agradecer los esfuerzos de los hombres de Victory y sus esposas: "Un recordatorio de quiénes somos", dice Frank en su apasionado discurso desde el escenario. Las referencias intencionales de Wilde fueron reuniones históricas concretas para evocar el verdadero ambiente de la 'celebración' y dice: "Quise que ésta fuera la escena en la que vemos a Frank con su ego a su máximo esplendor y más cerca de su tipo de histeria; sujeta hábilmente a su público y crea, poco a poco, un fervor, que los manipula en esta locura colectiva. Es un tipo de energía muy oscura y específica; nuestras referencias visuales fueron los mítines del partido alemán en los años 30.

"Chris Pine generó toda esa atmósfera sin que hubiera nadie en el set, debido a los protocolos Covid", subraya Wilde. "Cuando terminamos la escena [en postproducción] vemos una sala llena de cientos de personas gritando, pero durante la filmación él imaginó todo. Chris me dejó sorprendida en ese momento; fue una de las muchas veces que me quité los audífonos asombrada por su actuación. Es increíble. Siempre he sabido que es un gran actor, pero su entrega para esa escena fue increíblemente aterrador y brillante; además, es un colaborador que me apoyó todo el rodaje".

La velada también da espacio para que Shelley tenga un momento propio. Chan describe: "Es un asunto decadente. Shelley tiene un regalo, o una sorpresa, para Frank: una hermosa artista de burlesque que hace un striptease y acaba desnuda dentro de una copa de martini -con una maravillosa interpretación de la grandiosa Dita Von Teese. ¿Qué más puede querer un hombre? ¿O una mujer? Fue una escena muy divertida de filmar".

Pine dice: "La gente es hermosa, Dita Von Teese es hermosa, el espectáculo de burlesque es hermoso. Todos la pasan muy bien. Gritan y aplauden. Beben alcohol. Festejan. Pero, debajo de algo tan ostensiblemente genial y divertido hay un verdadero trasfondo de rabia".

El diseñador de la producción afirma: "Evidentemente, era el momento de abrazar la romantización del glamour y la cultura de Hollywood. Quisimos que el ambiente se sintiera como el evento más divertido y emocionante, cálido y acogedor para luego romperlo con la rutina de baile de Dita y el cambio de vibra en el lugar con el discurso de Frank".

Pero Von Teese no es la única intérprete en la celebración: Styles también muestra su destreza en el baile de tal cuando Frank llama a Jack para actuar. El actor trabajó con la coreógrafa Denna Thomsen durante las semanas previas al rodaje de la escena. Según Styles, "fue como un pequeño reto extra, además de hacer la película y fue genial poder aprender algo diferente. Fue muy divertido".

Para Pugh, la secuencia caleidoscópica demostró ser el epítome de la colaboración y el logro artístico de la producción: "Llegar a una película como ésta fue muy emocionante, porque tiene atractivo sexual, colorido, vestuario increíble y un gran reparto, pero también fue intimidante, porque todos en esta película deben entregar su mejor actuación sin medias tintas, sino todo al 100% y fue realmente increíble y emocionante ver a todo el mundo hacerlo,

especialmente a nuestro talentoso y comprometido equipo. Trabajaron muy duro en un momento difícil por Covid, y bajo una inmensa presión debido a las locaciones y a lo apretado del calendario. Genuinamente, fueron el corazón que hizo que esta película siguiera adelante. Hay que tener mucha pasión para querer seguir adelante, especialmente cuando el mundo que te rodea es tan problemático y caótico".

Ese vínculo de confianza fue clave en la ejecución de la secuencia filmada en el lecho de un lago seco en Newberry Springs, California, en una dramática escena de persecución en la que Alice se dirige a la sede del Proyecto Victory (una joya creada por el arquitecto Bissner en 1968, la casa Volcano, creada a partir del centro de visitantes de la central nuclear de San Onofre, California).

La persecución permitió a Pugh ponerse al volante y hacer algunas de las escenas de acción. La coordinadora de acrobacias, Tracy Keehn Dashnaw recuerda: "Fue estupendo dedicar tiempo a Florence y conducir con ella, porque está dispuesta a todo. Tenía muchas ganas de conducir. Nos pudimos tomar un tiempo y salir a jugar con el Corvette para que se sintiera cómoda".

Libatique recuerda: "Cuando Olivia y yo hablábamos de hacer la secuencia de acción, le pregunté: '¿Qué esperas de esto? Me dijo: 'Quiero que sea una secuencia de acción muy dura'. Yo solo pensé: 'No hay un director de segunda unidad. Sabes que lo vamos a hacer, ¿no?' Empezamos a trabajar con referencias por tres semanas: 'Deberá trasladarse de aquí hasta acá. ¿Cuántos eventos quieres? ¿Cuántos bastidores quieres?'. Tuvimos cierto número de días para planear y debimos estar de lo más organizado, pues no hubo lugar para improvisación. Todo lo que Olivia quería era el resultado final… y lo conseguimos, mientras que también nos divertimos mucho en el proceso".

Sobre su protagonista, Wilde afirma con entusiasmo: "Por un lado está el personaje que escribes e imaginas y por el otro, la reacción química de ese personaje que se fusiona con el actor y su pasión. Lo que ocurrió en este caso fue que Florence dio vida a esta heroína increíblemente poderosa, que está en pantalla el 99% del tiempo y es convincente desde el inicio y hasta el último fotograma de la película".

Yoon comenta: "Casi siempre es mucho más complejo y desafiante rodar en lugares únicos y con historia. En nuestro caso, ya fuera la necesidad de preservar la delicada estructura y la historia de la casa Kaufmann con un reparto y un equipo de cientos de personas; o los problemas logísticos de escalar una pequeña montaña de roca volcánica con equipos pesados en el calor aplastante del verano desértico para llegar a la casa Volcano; o capturar de alguna manera una fiesta estridente y llena de gente con un número dramáticamente limitado de extras en los primeros días de la pandemia, no fue una hazaña sencilla. Dicho lo anterior, siempre es estimulante rodar en localizaciones que no sólo añaden alcance e interés visual a la pantalla, sino que también elevan y marcan la historia, como fue el caso de nuestras locaciones. Eso es un testimonio de la visión de Olivia, con la brillante ayuda de nuestro increíble director de locaciones, Chris Baugh".

Para montar y completar la visión de la película, Wilde recurrió al editor Affonso Gonçalves, al compositor John Powell y al supervisor musical Randall Poster.

Wilde comenta: "Sabía que esta película era realmente interesante desde el punto de vista editorial, pero también un reto. Sabía, mientras la rodamos, que hubo elementos de la historia que resultarían distintos al guion. Las interpretaciones fueron tan asombrosas que pensé: "Esto será difícil, porque querré que aparezcan todos los cuadros'. Finalmente, mi editor, Affonso, es un narrador tan bueno, un buen compañero y tan buen oyente cuando divago: 'Esto es lo que significa, esto es lo que podría ser, esto es lo que ella siente en ese momento…' Tomó todo y encontró la manera de incorporar varios matices diferentes dentro de una escena, para despistar o ayudar al espectador. En última instancia, lo que quieres es mantener al público atento hasta el final de la línea, sin darle ni mucho ni poco. Toca encontrar ese equilibrio y Affonso fue muy valioso para ese proceso".

En lo referente a la composición de la música original, el compositor Powell vio primero el montaje sin sonido, sólo con los diálogos; luego lo escuchó con música provisional. Wilde recuerda: "Me dijo 'esta película es más romántica de lo que dejas ver. Hagamos algo que nos arrebate el corazón'. Las opciones para la composición temporal eran más oscuras, con sonidos demenciales. Powell dijo que si jugábamos con algo más romántico y utilizábamos la percusión para que algunos de los golpes de batería que yo había utilizado se sintieran como un latido del corazón... Introducir el mundo de la orquesta lo hizo emocionalmente mucho más impactante. Fue mi primera experiencia de trabajar con un compositor que dirige una orquesta al crear la música original. Me sentí abrumada en ese momento, como niña en dulcería".

La directora ya había cruzado caminos con el supervisor musical Poster, a quien llama "uno de los mejores de todos los tiempos", mientras trabajaba en la serie "Vinyl", producida por Martin Scorsese y Mick Jagger. Wilde afirma: "Randy tiene un conocimiento enciclopédico de la música y yo quise situar la temporalidad de la época a través de la música. Fue una era tan buena para la música; Randy y yo nos divertimos mucho al crear la banda sonora con muchas de las canciones que, por mucho tiempo, deseé incluir en una película. El motivo de que adentrarse en el mundo de la película fuera una experiencia tan divertida fue el poder bailar con esta maravillosa música".

Para Yoon, la combinación de los artistas reunidos para "No te preocupes cariño" dio un resultado singular: "Estamos más que agradecidos de que Matty, Katie, Arianne, Affonso y todo el resto de nuestro equipo y reparto de primera categoría hayan subido a bordo con el compromiso afrontar los increíbles retos, tanto artísticos como logísticos, a los que nos enfrentamos. Junto con Olivia, todos superaron los límites de lo posible desde el principio hasta el final, y su singular visión y su formidable talento como artistas y narradores fueron absolutamente fundamentales para lograr la emocionante y brillante película que es el resultado. No sobró el hecho de que son seres humanos fuertes y espectaculares que se divierten alrededor de una hoguera después de un día largo. Esta película es la suma de muchas partes móviles y sin nuestro increíble equipo, el "No te preocupes cariño" que verán los espectadores simplemente no existiría. Ese resultado final hará que nuestro reparto y el equipo se sientan orgullosos, y que sus esfuerzos monumentales en circunstancias difíciles hayan valido la pena".

  • ¿Qué estamos haciendo? Cambiar el mundo.

Aunque las opiniones de los cineastas y el reparto sobre lo que las audiencias se llevarán de "No te preocupes cariño" varían un poco, todos coinciden en la opinión de que el público debe prepararse para una experiencia singular.

Florence Pugh: "Para mí es el hecho de estar completamente envuelto por este mundo. Realmente siente que los personajes son tu gente, solamente que viven en una realidad exagerada en los años 50. Te involucras rápidamente en sus vidas, sus relaciones y su diversión. Ahí es donde te atrapa... tanto que cuando Alice pasa por todo esto, incluso ella sacude la cabeza, mientras intenta despertar y volver a ser perfecta al día siguiente. En cierto modo, se trata de saber hasta qué punto te harías la vista gorda, aunque tu instinto te diga que algo va mal".

Katie Silberman: "Creo que los espectadores la pasarán en grande. Asusta, divierte, es sexy, emocionante, sorprendente. Creo que todos los elementos que tiene les encantará. No sabrán qué esperar cuando lleguen por primera vez a Victory. Después, quizá quieran llamar a sus amigos, decirles que tienen que verla para poder hablar de ella… esas son siempre mis películas favoritas. Es muy divertida, a la vez que cuenta una historia centrada temáticamente en algo importante, con grandes preguntas que surgen de ella. Ha superado incluso mis expectativas".

Olivia Wilde: "La oportunidad de vivir una historia junto con otras personas, la experiencia colectiva de ver una película, es muy poderosa, casi espiritual. En el caso de "No te preocupes cariño" todo -desde el reparto hasta el diseño y la fotografía- se diseñó para generar esta experiencia. Aunque la tecnología nos ha aislado de muchas maneras, en última instancia, lo que buscamos es conectar con otros seres humanos y una película como ésta, vista en un entorno colectivo, es una experiencia realmente singular, realmente emocionante. La historia se pensó para que detone una reacción química entre el público: gente que no se conoce, extraños que de repente miran a su alrededor y cuestionan su realidad, tal vez conversen entre ellos sobre cuál es la respuesta a la película... y nos encanta la idea de detonar 'discusiones de estacionamiento'.

En definitiva, es un viaje muy divertido. Nuestro propósito fue llevar a la audiencia a una realidad completamente diferente. Siempre digo: "Si vas a hacer una película, debes tener una razón para que sea una filme y no una obra de teatro, ni un libro. Si es un largometraje debes jugar con las herramientas del cine y creemos que esta película lo hace. Quisimos crear una experiencia diferente a la que el público ha tenido anteriormente; algo fresco y nuevo, por respeto a los espectadores que ahora se desenvuelven con tanta soltura en el mundo de la narrativa en todas sus formas... Quisimos hacer algo que verdaderamente les volara la mente".

  • SOBRE EL REPARTO

FLORENCE PUGH (Alice) es una actriz aclamada por la Academia y nominada al BAFTA.

Recientemente, Pugh coprotagonizó el papel de Yelena Belova junto a Scarlett Johansson en la película del Universo Cinematográfico Marvel "Viuda Negra", bajo la dirección de Cate Shortland. La película también tiene a David Harbour y Rachel Weisz como protagonistas.

Pugh también protagoniza "The Wonder", de Netflix, una adaptación de la novela homónima de Emma Donoghue. Ambientada a finales de la década de 1850, la historia sucede en Irlanda y sigue a una enfermera inglesa llamada Lib (Pugh), contratada para examinar a una joven que sobrevive en circunstancias inusuales y aparentemente milagrosas. Ciarán Hinds, Toby Jones y Tom Burke completan el reparto, con Sebastián Lelio en la dirección.

En diciembre, se podrá escuchar la voz de Pugh como Ricitos de oro en la película de animación de Universal "El Gato con botas: el último deseo", con Antonio Banderas y Salma Hayek como protagonistas.

Pugh acaba de terminar la producción de "Oppenheimer", dirigida por Christopher Nolan, que se estrenará en los cines en julio de 2023. La película se basa en el libro American Prometheus: The Triumph and Tragedy of J. Robert Oppenheimer, de Kai Bird y ganadora del Premio Pulitzer. La película tiene como protagonista a Cillian Murphy y cuenta con la participación de Emily Blunt, Robert Downey Jr, Matt Damon, Rami Malek, Benny Safdie, Josh Hartnett, Dane DeHaan, Matthew Modine y Jack Quaid.

Actualmente, Pugh se encuentra en la producción de "Dune: Parte 2". La película también tiene a Timothée Chalamet, Zendaya y Austin Butler como protagonistas.

La próxima primavera, Pugh protagonizará, a lado de Morgan Freeman y Molly Shannon, la película dirigida por Zach Braff "A Good Person", con un guion de Braff. La película sigue a Allison (Pugh), una mujer que ve su vida desmoronarse después de verse involucrada en un accidente automovilístico mortal. En los años siguientes, la improbable relación que entabla con su futuro suegro (Freeman) es la que le ayuda a llevar una vida que la valga pena.

A principios del 2023, Pugh entrará a filmar como protagonista y productora la adaptación cinematográfica de Zoe Kazan de la obra de John Steinbeck, "Al este del Edén"para Netflix. Pugh también es parte del proyecto, como productora y protagonista, de la próxima película de suspenso de Universal, "The Maid", actualmente en desarrollo.

En 2021, el personaje de Pugh en Marvel, Yelena Belova, apareció en la serie de Disney+, "Hawkeye", basada en el superhéroe homónimo de Marvel Comics, protagonizada por Jeremy Renner y Hailee Steinfeld.

En diciembre de 2019, Pugh protagonizó el papel de Amy March en la adaptación de Great Gerwig de "Mujercitas". Adaptada de la clásica novela homónima de Louisa May Alcott, el largometraje de madurez se centraba en cuatro hermanas durante la época de la Guerra Civil en Massachusetts tras abandonar su hogar familiar. Pugh recibió una nominación al Oscar por su actuación en la película en la categoría de mejor interpretación de una actriz de reparto, una nominación al premio de la Academia Británica de las Artes Cinematográficas y de la Televisión en la categoría de mejor actriz de reparto y una nominación al premio Critics' Choice Movie en la categoría de mejor actriz de reparto.

En julio de 2019, Pugh protagonizó la película de terror clásica de culto de A24 "Midsommar", dirigida por Ari Aster. Pugh fue nominada en la categoría de mejor actriz para los premios Gotham de cine independiente de 2019 y recibió el premio Virtuoso en el Festival Internacional de Cine de Santa Bárbara. A principios de ese mismo año, Pugh tuvo el papel principal en "Fighting with My Family", del estudio MGM y WWE, basada en la vida de la luchadora de la WWE Paige, escrita y dirigida por Stephen Merchant. La película se estrenó en el Festival de Cine de Sundance.

En 2018, Pugh protagonizó "Little Drummer Girl" de AMC, que se estrenó en la BBC del Reino Unido. Basado en el bestseller de le Carré del mismo nombre, el drama de seis partes está ambientado en la década de 1970 y sigue la historia de una joven y brillante actriz que se prepara para su rol cúspide en el teatro realista; con el telón de fondo de las crecientes tensiones en Oriente Medio. Park Chan-wook dirige y Alexander Skarsgård y Michael Shannon protagonizan los papeles.

Pugh fue la protagonista femenina de "Outlaw King", del director David McKenzie, que se estrenó en Netflix en noviembre de 2018 y que narra la historia de 'Robert The Bruce', el rey que llevó a su país a liberarse del dominio opresor de Inglaterra durante la Primera Guerra de la Independencia de Escocia. La película también fue protagonizada por Chris Pine y Aaron Taylor-Johnson.

Pugh se dio a conocer con su papel protagonista de Katherine Lester en "Lady Macbeth", de Roadside y dirigida por William Oldroyd. El filme narra la historia de Katherine, a quien venden en matrimonio al mismo tiempo que siente el despertar de su deseo imparable al iniciar un romance con un trabajador de su finca. La película entró en la lista de las 10 mejores películas independientes de 2017 que el Consejo Nacional de la Crítica y ganó el premio a la mejor película independiente británica en los British Independent Film Awards de 2017. Pugh ganó el premio a la mejor actriz en los British Independent Film Awards de 2017 y recibió el premio Malone Souliers a la revelación del año en los Evening Standard British Film Awards de 2017 por su interpretación.

Pugh también interpretó el papel protagonista en "Marcella", un thriller criminal de ocho partes de los creadores de la exitosa serie escandinava "The Bridge", y que fue éxito entre la crítica de ITV; la película de acción "El pasajero", junto a Liam Neeson; y como Cordelia junto a Anthony Hopkins y Emma Thompson en la película para televisión de la BBC/Amazon "El rey Lear".

Pugh hizo su impresionante debut en "The Falling", de Carol Morley, como Abigail, que le valió una nominación a la mejor intérprete joven en los premios del Círculo de Críticos de Cine de Londres.

Este es el año de HARRY STYLES (Jack). En los últimos años, Styles se ha convertido en una de las fuerzas más influyentes de la cultura contemporánea, en el mundo de la música, la moda y el cine. Pero su 2022 lo ha dedicado elevarse a nuevas alturas, tanto en términos de creatividad como de éxito. En otras palabras, después de una década de empujar los límites y tomar riesgos audaces, Harry apenas acaba de entrar en calor.

Styles publicó uno de los discos más vendidos del año, "Harry's House", su tercer álbum en solitario que salió a la venta esta primavera con el beneplácito de la crítica universal y batiendo récords de popularidad. "Harry's House" se mantiene en la cima de las listas de éxitos, el tipo de éxito que se convierte en un fenómeno cultural. La canción "As It Was" es una sensación mundial, que ha llegado al número uno en 33 países, incluidas las 10 semanas en las listas de Estados Unidos. Pero Styles es una estrella que se rehusa a quedarse quieta; además de "No te preocupes cariño", también protagoniza otra de las películas más esperadas de 2022, "My Policeman" de Prime Video.

Cuando a Styles le llegó su primera fama musical pudo haber hecho una transición suave hacia los papeles de protagonista de Hollywood. Pero nunca le ha interesado hacer las cosas de forma sencilla. En su lugar, debutó en el cine como actor de carácter, con un papel secundario en "Dunkerque", un drama de Christopher Nolan sobre la Segunda Guerra Mundial y estuvo nominado al Óscar. "Dunkerque" tuvo múltiples nominaciones en los premios Óscar, incluida la de Nolan como mejor director. Peter Travers, de Rolling Stone, la calificó como "quizá la mejor película de guerra de la historia". Styles recibió excelentes críticas por su descarnada y conmovedora interpretación de Alex, uno de los soldados británicos bajo ataque. Llegó a un público masivo en todo el mundo, gran parte del cual desconocía por completo su carrera musical. Cuando Nolan contrató a Styles, no sabía prácticamente nada de su fama pop; lo único que sabía es que este joven y serio actor era perfecto para el papel. Como dijo Nolan, "se ganó su lugar en la mesa".

Styles vivió "Dunkerque" como una experiencia de aprendizaje y no como un trampolín hacia Hollywood. Fue cuatro años más tarde, después de hacer su clásico del pop contemporáneo "Fine Line", cuando volvió a actuar, uniéndose al universo cinematográfico Marvel como Eros; hizo su primera aparición al final de la superproducción de 2021, "Eternals". Este otoño, protagoniza dos de las películas más comentadas del año: además de "No te preocupes cariño", protagoniza junto a Emma Corrin el drama romántico "My Policeman", basado en la premiada novela de Bethan Roberts, en el papel principal de un oficial británico con un secreto trágico.

Los roles dramáticos de Styles podrían sorprender a algunas personas, pues ya nos ha deslumbrado con sus dotes de comediante en la televisión, como anfitrión de "Saturday Night Live" en dos ocasiones. Pero muestra el mismo espíritu aventurero en todo lo que hace. Se convirtió en el primer hombre en la portada de Vogue, con un vestido de Gucci. También lanzó su exitosa marca de belleza, Pleasing, con colecciones como Hot Holiday y Shroom Bloom.

Es una figura única en la cultura pop, una estrella que combina el arte innovador con la popularidad masiva. Después de One Direction, sorprendió a todos con la sofisticación de su debut en solitario, Harry Styles en 2017. En 2019, Fine Line, dio éxitos como "Adore You", "Lights Up" y su primer número uno, "Watermelon Sugar". Ganó el Grammy a la Mejor Interpretación Pop en solitario, en una noche en la que arrancó el espectáculo ataviado con una boa de plumas glam-rock. Para mucha gente, esta música se convirtió en una fuente de luz y esperanza en tiempos difíciles. Cuando la revista Rolling Stone hizo su lista definitiva de los 500 mejores álbumes de todos los tiempos, Fine Line fue el último disco en figurar en ella, ya reconocido como un clásico.

Con Harry's House combina el aplauso de la crítica con el récord de popularidad. Es un ciclo de canciones profundamente personal, la música más íntima y atrevida que ha hecho hasta ahora y que profundiza en los temas que siempre ha explorado como compositor: identidad, comunidad, amor. Es otro giro sorprendente en su singular trayectoria, desde su música hasta sus películas. Como Harry Styles sigue demostrando al mundo: siempre irá a algún sitio nuevo.

OLIVIA WILDE (Bunny - ver información de realizadores)

La actriz y productora GEMMA CHAN (Shelley) es conocida por sus papeles en el drama de inteligencia artificial "Humans", nominado al BAFTA por Channel 4/AMC; la adaptación cinematográfica de Warner Bros. Pictures de la novela superventas de Kevin Kwan, "Locamente millonarios", que ganó el premio a la mejor comedia en los Critics' Choice Awards y también fue nominada al Globo de Oro y al SAG Award; y la primera película de superhéroes protagonizada por mujeres de Marvel Studios, "Capitana Marvel". En 2019, Gemma volvió a la televisión británica en "I am Hannah", una conmovedora historia que exploraba la presión social a la que se enfrentan las mujeres para tener hijos. Su actuación cosechó críticas muy favorables en todos los ámbitos.

Posteriormente, Chan actuó junto a Meryl Streep en "Let Them All Talk", una comedia original dirigida por Steven Soderbergh. Se puede escuchar su voz como Namaari en la película de animación de Disney "Raya y el último dragón", nominada a los premios de la Academia, la Crítica y los Globos de Oro.

El año pasado, Gemma regresó al universo cinematográfico Marvel liderando un reparto coral en "Eternals", dirigida por Chloe Zhao. La película se estrenó en el número 1 en todos los mercados clave con un fin de semana global estimado de 161.7 millones de dólares, el segundo fin de semana global más alto registrado por cualquier película del AMP durante 2021 y el fin de semana de apertura pandémico global de mayor recaudación para una película original/nueva IP.

A continuación, Chan participará en "Extrapolations" de Apple, una serie antológica sobre el cambio climático dirigida por Scott Z. Burns. El reparto incluye a Meryl Streep, Sienna Miller, Kit Harington, Tahar Rahim, Matthew Rhys, Daveed Diggs y David Schwimmer. La serie examina cómo los inminentes cambios en el planeta afectarán al amor, fe, trabajo y familia en la vida de las personas a lo largo de ocho episodios interconectados. Gemma terminó recientemente el rodaje de la próxima película de ciencia ficción de New Regency "True Love", junto a John David Washington y Allison Janney y dirigida por Gareth Edwards.

Hace poco Working Title Films y la productora Nina Yang Bongiovi anunciaron que Gemma desarrollará un largometraje sobre la legendaria actriz de Hollywood Anna May Wong, considerada la actriz chino-americana más conocida durante la Edad de Oro de Hollywood. Gemma interpretará a Anna May Wong en el filme del que también será productora ejecutiva. Anna Wong, sobrina de Anna May Wong, actuará como asesora en el proyecto.

También protagonizará un spinoff de "Locamente millonarios" que se centrará en el personaje de Gemma, Astrid Young Teo, y su romance con Charlie Wu, interpretado por Harry Shum Jr. en la película original.

Junto con Netflix y 21 Laps, Gemma será la productora ejecutiva de "The Moon Represents My Heart", adaptación de la primera novela de Pim Wangtechawat, que se convertirá en una serie limitada. Gemma también protagonizará la historia de una familia británico-china con la capacidad secreta de viajar en el tiempo. Tras la desaparición de sus padres, su hijo y su hija los buscan a través del tiempo mientras alcanzan la mayoría de edad.

Chan es también una consumada actriz de teatro; actuó en la aclamada obra "Yellow Face", de David Henry Hwang, ganadora de un premio Tony, en el Park Theatre y de nuevo en la reposición del National Theatre. En 2015, protagonizó "The Homecoming", de Harold Pinter, en los Trafalgar Studios.

Gemma es embajadora de Unicef en el Reino Unido. También acaba de ayudar a lanzar una iniciativa de GoFundMe que proporcionará subvenciones a organizaciones de base que apoyan a Asia Oriental y Sudoriental (ESEA) y a comunidades más amplias en el Reino Unido.

KIKI LAYNE (Margaret) debutó en la gran pantalla como protagonista femenina en la película de Barry Jenkins "If Beale Street Could Talk" para Annapurna y Plan B Entertainment. La película se estrenó con muy buenas críticas tanto en el Festival Internacional de Cine de Toronto como en el Festival de Cine de Nueva York y llegó a ganar el premio a la mejor película en los Independent Spirit Awards de 2019. La película también estuvo nominada al Globo de Oro a la mejor película y al premio de la crítica a la mejor película.

Layne también protagonizó "Native Son", de HBO, junto a Ashton Sanders, Margaret Qualley y Nick Robinson. La película se estrenó en el Festival de Cine de Sundance 2019 como película de apertura. También se puede ver a Layne protagonizando junto a Julianne Moore el cortometraje de Luca Guadagnino "The Staggering Girl", que se estrenó en el Festival de Cannes en mayo de 2019.

Layne protagonizó junto a Charlize Theron la exitosa película "La vieja guardia", estrenada en julio de 2020 en Netflix. La película está basada en la serie de cómics del mismo título y fue la primera gran película de franquicia para Netflix, con la producción de Skydance y Denver & Delilah. El estreno tuvo un gran éxito, vista en más de 72 millones de hogares a nivel internacional, convirtiéndose así en uno de los 10 lanzamientos originales más exitosos de la historia de Netflix.

Más recientemente, Layne participó en la comedia "Coming 2 America", junto a Eddie Murphy, James Earl Jones y Arsenio Hall. La película se estrenó el 4 de marzo de 2021 y fue el primer título de Amazon en batir récords de streaming en la primera semana. Su voz también se escucha en la comedia animada "Chip'n Dale: Rescue Rangers".

Antes de trasladarse a Los Ángeles para iniciar su carrera cinematográfica, Layne se graduó en la Escuela de Teatro de la Universidad DePaul de Chicago, con una licenciatura en interpretación. Los créditos teatrales de Layne incluyen el estreno en Estados Unidos de "Octagon" (2016, Jackalope Theatre), que le valió una nominación al premio Black Theater Alliance (BTAA) a la mejor actriz protagonista de una obra. Otros créditos teatrales incluyen "Letters Home" (2014, Griffin Theatre), "Good People" (2015, Redtwist Theatre) y el estreno mundial de "Byhalia, Mississippi" (2016, Definition Theatre y The New Colony), que le valió las nominaciones de la BTAA a la mejor actriz protagonista de una obra y a la actriz más prometedora.

NICK KROLL (Dean) se ha consolidado como uno de los creadores, guionistas, productores y actores más solicitados de la actualidad, tanto en cine como en televisión.

Kroll cocreó, escribió, produjo e interpretó más de 30 voces en la serie animada de Netflix nominada al Emmy "Big Mouth", basada en su infancia. La serie ha cosechado numerosos reconocimientos, entre ellos las nominaciones a los premios Emmy 2021, 2020 y 2019 al programa de animación más destacado; las nominaciones a los premios Critics Choice 2021 y 2020 a la mejor serie de animación; un premio Emmy 2020 al programa interactivo derivado más destacado; un premio Annie 2021 a la mejor escritura en televisión/medios de comunicación; un premio Annie 2019 a la mejor producción de televisión/transmisión animada para el público general; una nominación al premio NAACP Image 2022 a la serie de animación más destacada; y un premio Critics' Choice 2019 en la categoría de mejor serie de animación. La quinta temporada se estrenó en noviembre de 2021 y la serie ha sido renovada por dos temporadas más. "Big Mouth" ha sido anunciada por Vanity Fair como, "una de las representaciones más honestas de la televisión sobre el crecimiento". La sexta temporada se estrenará este otoño.

Kroll y el equipo de "Big Mouth" -Andrew Goldberg, Mark Levin, Jennifer Flackett y Kelly Galuska- también estrenaron su nuevo proyecto para Netflix, "Human Resources". Kroll es cocreador y productor ejecutivo de esta comedia sobre oficinas, ambientada en el mismo mundo que los monstruos de "Big Mouth" y se estrenó esta primavera. "Human Resources" tiene renovación para una segunda temporada.

En 2020, Kroll anunció el lanzamiento de su productora, Good At Business. Bajo su nueva bandera, Good At Business se encuentra en desarrollo y adaptación de la serie para televisión, "Several People Are Typing" de Calvin Kasulke. Ésta es la primera novela narrada íntegramente a través de chats de Slack. El debut de Kasulke, oscuramente divertido, pone en entredicho nuestro nuevo lugar de trabajo de la era Covid: la oficina virtual.

Kroll recientemente finalizó la producción de "Historia del mundo parte II", una secuela de la película de 1981. Funge como guionista y productor ejecutivo junto a Mel Brooks, Wanda Sykes, Ike Barinholtz, David Stassen y Kevin Salter. La leyenda de la comedia, Brooks, lo contactó personalmente para formar parte del proyecto. Hulu ya confirmó ocho episodios de la serie.

Recientemente, Kroll terminó su divertidísima gira Middle Aged Boy Tour que llegó a varias ciudades con funciones agotadas en EE.UU., Reino Unido y Australia. En noviembre de 2021 agotó las entradas del Carnegie Hall durante el Festival de Comedia de Nueva York. Durante la gira, grabó su especial de standup, "Nick Kroll: Little Big Boy" para Netflix, que se estrenará el 27 de septiembre.

En diciembre de 2021 retomó su papel como la voz de Gunter en "Sing 2", así como la voz de Fester Addams en "La familia Addams 2", que estrenó en octubre de 2021.

Kroll también actuó como invitado en el papel de Simon the Devious en la exitosa comedia de FX "What We Do In the Shadows" y en "Dickinson" de Apple, "Our Flag Means Death" de HBO Max (junto a Taika Waititi) y "Roar" de Apple (junto a Issa Rae).

En 2020, Kroll y John Mulaney lanzaron un nuevo podcast "Oh, Hello: The P'dcast", un spinoff de su aclamado espectáculo "Oh, Hello on Broadway". El primer episodio se estrenó el 3 de abril de 2020 y todos los ingresos se donaron a varias organizaciones benéficas que apoyan el alivio del Covid-19, incluyendo United Way. En 2017, Kroll concluyó su debut en Broadway en "Oh, Hello on Broadway", que permaneció en cartelera durante 138 representaciones y recibió muy buenas críticas. Protagonizó en el papel de Gil Faizon frente a John Mulaney como George St. Geegland, dos ancianos del Upper West Side de Manhattan. El espectáculo se filmó para un especial de comedia original de Netflix, que actualmente está disponible en streaming.

Kroll protagonizó "Sueños Olímpicos", junto al atleta olímpico Alexi Pappas. "Sueños olímpicos" se rodó en las instalaciones de los Juegos de Invierno de 2018 y estrenó en cines por IFC el 14 de febrero de 2020. Anteriormente, Kroll dio voz al tío Fester Addams en la comedia animada de MGM "La familia Addams", junto a Charlize Theron, Oscar Isaac, Chloe Grace Moretz y Bette Midler. La película de animación se convirtió en un éxito de taquilla con una recaudación de 131'075,960 dólares en todo el mundo.

Sus créditos cinematográficos adicionales incluyen: "Loving", de Jeff Nichol, aclamada por la crítica; "Operación final"; "Cómo termina"; "Uncle Drew"; "Adultos principiantes", de Ross Katz, en la que Kroll también ejerció de productor; "My Blind Brother", de Sophie Goodhart; "Caballero de copas", de Terrence Malick; "Sausage Party", de Seth Rogen; "Sing" y "La vida secreta de las mascotas", de Illumination; "I Love You Man", de John Hamburg; "Date Night", de Shawn Levy; "Get Him to the Greek", de Nicholas Stollers; y "Dinner With Schmucks", de Jay Roach. "

Kroll fue productor ejecutivo creativo de su programa de sketches, el "Kroll Show", que se emitió durante tres temporadas en Comedy Central. Kroll también protagonizó el papel de Ruxin en la exitosa serie de FX "The League" durante un total de siete temporadas.

SYDNEY CHANDLER (Violet) es una actriz emergente quien protagoniza la serie limitada de FX "Pistol" del director y productor ejecutivo Danny Boyle. La serie de seis episodios se centra en los legendarios Sex Pistols, y Chandler interpreta a la cantante y compositora Chrissie Hynde de los Pretenders. Otros miembros del reparto de "Pistol" son Toby Wallace, Maisie Williams, Louis Partridge, Anson Boon, Emma Appleton, Dylan Llewellyn, Thomas Brodie-Sangster, Talulah Riley e Iris Law. "Pistol" estrenó el 31 de mayo de 2022, en exclusiva para Hulu. "No te preocupes cariño" supone el debut en el largometraje de Chandler.

KATE BERLANT (Peg) es una comediante y actriz con notables apariciones en "Era una vez… en Hollywood" de Quentin Tarantino y "Sorry to Bother You" de Boots Riley. Ha aparecido en series de televisión, como "Search Party", "Transparent" y "I Think You Should Leave with Tim Robinson", y se la podrá ver próximamente en "A League of Their Own" en Amazon Prime. Just for Laughs la nombró como "Nueva cara de la comedia" y Variety la incluyó en su lista de "Diez a seguir"; la podemos ver junto a John Early en su especial de comedia de sketches, "Would it Kill You to Laugh?", en Peacock.

Kate ha actuado en festivales de todo el mundo, incluida una temporada de entradas agotadas en el Festival Fringe de Edimburgo 2018, ademas de: Festival Just For Laughs de Montreal, Festival de Comedia de Nueva York, Festival Supreme, Treasure Island, Sasquatch y Moontower. El Museo de Arte Contemporáneo de Los Ángeles ha contratado sus presentaciones y el New York Times como, "comediante de improvisación magnética" a la vanguardia de la comedia experimental.

ASIF ALI (Peter) acaba de tener un papel secundario en "WandaVision", nominada al Emmy, y "Mandalorian", para Disney/Marvel. Más recientemente, ha aparecido como villano en "Easter Sunday", de Amblin, con Jay Chandrasekhar y Jo Koy, y en "Bromates", con Lil Rel Howery. Cuando no trabaja en actuación, continúa la producción de su especial de comedia por estrenarse en HBO Max.

Otros proyectos destacados de la carrera de Ali son: "BoJack Horseman" de Netflix, "The Good Doctor" de ABC, "Arrested Development" de Netflix, "New Girl" de Fox, "Silicon Valley" de HBO, "Agents of S.H.I.E.L.D." de ABC y "Modern Family".

Además de su papel en "No te preocupes cariño", DOUGLAS SMITH (Bill) protagoniza el más reciente largometraje independiente del director Lindsay Mackay "The Swearing Jar", que estrenó el 11 de septiembre, en el Festival Internacional de Cine de Toronto de este año.

También forma parte de la segunda temporada de la exitosa serie dramática de HBO, "Big Little Lies", a lado de Shailene Woodley. Antes de eso, Smith protagonizó la serie de TNT de Cary Fukunaga, "El alienista" y retomó su papel de Marcus Isaacson en la serie de seguimiento "El ángel de la oscuridad", que estrenó en 2020.

Su extenso currículum incluye papeles principales en la película de Blumhouse/Universal "Ouija", "Percy Jackson: Mar de monstruos", de FOX 2000, junto a Logan Lerman; y "Antiviral", de Brandon Cronenberg, estrenada en Cannes. Douglas también participó en la primera temporada de la serie de HBO "Vinyl", de Martin Scorsese. Sin embargo, quizá sea más conocido por su papel de Ben Henrickson en la aclamada serie de HBO "Big Love", protagonizada por Bill Paxton y Chloë Sevigny.

TIMOTHY SIMONS (Dr. Collins) protagonizó la sátira política "Veep", ganadora de un Emmy, y sus créditos recientes incluyen trabajos en la serie limitada de Hulu "Candy" y en la serie limitada de HBO Max "Station Eleven" . Sus créditos cinematográficos incluyen "Vicio propio", "Decisión final", "Gold", "Yes, God Yes" y "La entrevista". Nacido en Maine, ahora vive en Los Ángeles con su familia.

ARI'EL STACHEL (Ted) estrena su monoespectáculo, "Out of Character", en el teatro Berkeley Repertorio, escrito por él. La dirección corre a cargo de Tony Taccone.

Recientemente estrenó "Zola", de A24 y dirigida por Janicza Bravo; protagonizada por Taylour Paige y Coleman Domingo. También participa en la serie de la NBC "Law & Order: unidad de víctimas especiales" de la NBC.

Recibió el premio Tony 2018 por su papel destacado en "The Band's Visit" de Broadway. Su anterior interpretación de este papel en la Atlantic Theatre Company también le valió nominaciones a los premios Lucille Lortel y Drama Desk de 2017 por Actor Destacado en un Musical.

CHRIS PINE (Frank) es uno de los talentos más cotizados de Hollywood. Con múltiples estrenos cinematográficos importantes, su currículum es tan extenso como versátil.

Pine debutará pronto como director en el largometraje "Poolman", cuya producción acaba de concluir en Los Ángeles. La película narra una historia que Chris escribió en colaboración y que también produce ejecutivamente y protagoniza, a lado de los multipremiados actores Annette Bening y Danny DeVito. La historia sigue a Darren Barrenman (Pine), mientras descubre el mayor robo de agua de la historia de Los Ángeles desde Chinatown y sigue todas las pistas que puede, mientras lidia con funcionarios municipales corruptos, tipos de Hollywood desgastados y misteriosos benefactores.

Además de "No te preocupes cariño", Pine protagonizará "Calabozos y dragones" de Paramount, la esperada adaptación cinematográfica del popular juego de rol de fantasía. El año pasado protagonizó la película original de Amazon "All the Old Knives", de Janus Metz, junto a Thandiwe Newton; el thriller de acción "The Contractor", junto a Ben Foster; y también apareció en la comedia desenfadada "Doula", dirigida por Cheryl Nichols y escrita por Arron Shiver (Chris también es productor ejecutivo a través de su empresa Barry Linen Productions).

En 2018, Pine protagonizó el drama de época adquirido por Netflix, "Outlaw King", en el que interpretó a Robert the Bruce. Dirigida por David Mackenzie, la película se desarrolla en el año histórico en el que Robert luchó por recuperar el control tras ser coronado rey de Escocia, solo para perder en un ataque sorpresa y convertirse en un proscrito por el rey inglés y sus fuerzas de ocupación. Pine también puso la voz al legendario Peter Parker en la ganadora del Globo de Oro "Spider-Man: un nuevo universo"

Pine tampoco es ajeno a la pequeña pantalla. En 2019 protagonizó la miniserie de TNT, "I Am the Night", que lo reunió con la directora Patty Jenkins para los dos primeros episodios. La serie sigue la historia de Fauna Hodel mientras intenta investigar los secretos de su pasado, lo que la lleva hacia el infame Dr. George Hodel, el sospechoso del famoso asesinato de la Dalia Negra. También interpretó al Sr. Murry, un personaje fundamental en "Un viaje en el tiempo", de Ava DuVernay; la adaptación cinematográfica de la popular novela del mismo nombre. La aventura fantástica sigue a tres niños en busca de su padre científico tras su desaparición con la participación estelar de Reese Witherspoon, Zach Galifianakis, Mindy Kaling y Oprah Winfrey. Anteriormente, protagonizó junto a Gal Gadot la película aclamada por la crítica "Mujer Maravilla". Dirigida por Patty Jenkins, la película recibió excelentes críticas y fue una de las más taquilleras del año. La película también entró en la selección como una de las 10 mejores películas del año por el American Film Institute. En 2016, protagonizó el premiado drama "Enemigo de todos", junto a Jeff Bridges y Ben Foster, que obtuvo nominaciones al Oscar, al Globo de Oro y al Critics' Choice a la mejor película.

En el verano de 2017, Chris retomó su papel de Eric en "Wet Hot American Summer: Ten Years Later", la secuela de "Wet Hot American Summer" de David Wain y la precuela de 2005, "Wet Hot American Summer: First Day of Camp". Pine también participó como invitado en la exitosa serie de comedia de TBS "Angie Tribeca" de Steve y Nancy Carell. Además, prestó su voz a varios personajes en series de animación: "American Dad", de Fox Network; "Robot Chicken" de Cartoon Network, y "SuperMansion", una comedia que sigue a un superhéroe envejecido y a su equipo mientras se enfrentan a un mundo en constante cambio mientras luchan contra varios supervillanos. Pine recibió una nominación al Emmy a la mejor interpretación de un personaje por su trabajo en la serie.

Otros créditos en largometrajes incluyen: "Star Trek sin límites", la tercera entrega de la exitosa franquicia, para la que retomó su papel de capitán James T. Kirk (Pine también actuó en "Star Trek" y "Star Trek en la oscuridad"; "Las mejores horas" de Disney; "Z for Zachariah"; "Jefes horribles 2"; la comedia musical de Rob Marshall nominada al Oscar y al Globo de Oro "En el bosque"; el papel principal de "Código Sombra: Jack Ryan" del director Kenneth Branagh; la película de animación de DreamWorks "El origen de los guardianes"; "People Like Us"; la comedia de acción de 20th Century Fox "Esto es guerra"; "Imparable" de FOX, junto a Denzel Washington para el director Tony Scott; "Huéspedes" de Paramount Vantage; la película de animación educativa "Quantum Quest: una odisea del espacio Cassini"; "Bottle Shock", para el guionista y director Randall Miller; el largometraje independiente "Small Town Saturday Night", para el guionista y director Ryan Craig; el drama de conjunto "Smokin' Aces", de Joe Carnahan, para Working Title Films y Universal Pictures; "Cita a ciegas", con Eddie Kaye Thomas y Jane Seymour; la comedia romántica de Fox/New Regency "Just My Luck", con Lindsay Lohan; y "El diario de la princesa 2", con Anne Hathaway.

Junto con su socio productor, Ian Gotler, fundó Barry Linen Motion Pictures, una productora con sede en Los Ángeles cuyo objetivo es producir material relevante y oportuno diseñado para entretener e iluminar al público. Pine y Gotler se basan en la riqueza del material creado por sus amigos, un grupo muy unido de actores, guionistas y directores, y buscan continuamente defender tanto a los narradores emergentes como a los cineastas consagrados. El resultado es una serie de proyectos diversos, entre los que se incluyen películas como "My Heroes Were Cowboys", "All the Old Knives", "Doula" y "Poolman".

En el teatro, Pine protagonizó "The Lieutenant of Inishmore", de Martin McDonagh, en el Mark Taper Forum de Los Ángeles. En la reseña de Bob Verini para Variety, calificó la actuación de Pine de 'espeluznante y espectacularmente buena. Su público está presente en el debut de lo que promete ser una carrera escénica verdaderamente notable". En marzo de 2011, el Círculo de Críticos de Arte Dramático de Los Ángeles le concedió el premio a la mejor interpretación principal por su actuación.

Pine también recibió críticas muy favorables y una nominación al premio Ovation 2009 por su actuación en el drama "Farragut North", protagonizado por Chris Noth en el Geffen Playhouse de Los Ángeles. Otros de sus créditos en el escenario son la obra de Neil LaBute, "Fat Pig", también en el Geffen Playhouse, y "The Atheist", un monólogo de off-Broadway, además de múltiples producciones en el Festival de Teatro de Williamstown.

En 2013, recibió el prestigioso premio Estrella Masculina del Año en los premios anuales CinemaCon.

Chris Pibe se graduó en la Universidad de California, en Berkeley. Sus padres son los actores Gwynne Gilford y Robert Pine; su difunta abuela, Anne Gwynne, fue una actriz de cine de los años 30 y 40. Pine reside actualmente en Los Ángeles.

  • SOBRE LOS CINEASTAS

La directora, actriz, productora y activista OLIVIA WILDE (directora / productora / Benny) es una mujer renacentista en la era actual. Desde la dirección de largometrajes hasta la actuación en Broadway y el protagonismo en populares películas y programas de televisión, Wilde continúa elevando su versátil presencia, todo ello sin dejar de retribuir a la comunidad.

El proyecto actual de Wilde, "No te preocupes cariño", ha sido objeto de rumores desde el momento en que se anunció. El proyecto se vendió en una subasta muy competitiva, en la que más de 18 estudios pujaron por él. Ese mismo mes, Wilde también vendió una comedia navideña a Universal, que también formó parte de una intensa guerra de ofertas.

Wilde ha tenido unos años muy ocupados en el ámbito cinematográfico. Su premiado debut como directora en 2019, "La noche de las nerds" -protagonizado por Kaitlyn Dever y Beanie Feldstein- se convirtió en un himno generacional y se reconoce como una de las películas más queridas de su década. Su estilo de dirección fue aclamado y también ganó el Independent Spirit Award en 2020 a la mejor ópera prima. Tanto ella como la película recibieron reconocimientos en múltiples festivales de cine, incluido el premio del público en el Festival de Cine de San Francisco. También aparecieron en la cima de múltiples listas de 'mejores películas de 2019' y Wilde obtuvo nominaciones personales a los Premios Gotham y al Premio Critics' Choice; lograron que múltiples Círculos de Críticos nombraran a "La noche de las nerds" como una de las mejores películas del año en 2019. La película -con Annapurna y Gloria Sánchez como productoras, el ala de producción centrada en la mujer de Gary Sánchez Productions- se estrenó por primera vez en el SXSW con muy buenas críticas y obtuvo una calificación de 97% en Rotten Tomatoes.

Además, Wilde dirigió el cortometraje "Wake Up" para HP. El proyecto estrenó en Sundance 2020 y quedó como finalista en la categoría de cortometrajes del Premio Tribeca X del Festival de Cine de Tribeca. Wilde también produjo y protagonizó la película "A Vigilante" como una figura secreta que libera a las víctimas de sus maltratadores domésticos; recibió elogios de la crítica por su papel en el difícil pero oportuno tema. Anteriormente, Wilde produjo y protagonizó el drama "Meadowland", que recibió importantes elogios por su emotiva interpretación. Otros créditos cinematográficos incluyen el drama ganador del Oscar "Her", "Rush" de Ron Howard y la comedia independiente aclamada por la crítica "Drinking Buddies", de la que también fue productora ejecutiva.

Para ampliar aún más sus horizontes, en 2017, Wilde debutó en Broadway con "1984", la desgarradora adaptación del relato distópico de George Orwell. Protagonista junto a Tom Sturridge y Reed Birney, Wilde recibió numerosos elogios por anclar la obra como Julia, la mujer con la que el protagonista comienza un romance. La obra debutó en mayo y se mantuvo en cartelera hasta octubre, con gran éxito. En televisión, Wilde protagonizó el drama de rock 'n' roll de HBO "Vinyl", de los creadores Martin Scorsese, Mick Jagger y Terence Winter. También actuó en el exitoso drama médico de la FOX "House".

Además de su trabajo frente a la cámara, Wilde expande sus funciones detrás de cámaras. Ha sido productora ejecutiva de varios documentales -el más reciente es "Fear Us Women", que ganó el premio al mejor corto documental en el Festival de Cine de Napa Valley de 2017. Además, fue productora ejecutiva de "Body Team 12", que estrenó en el Festival de Cine de Tribeca de 2015 y ganó el premio Emmy de noticias y documentales al mejor cortometraje documental; fue nominado al Oscar en la categoría de mejor cortometraje documental. También dirigió el vídeo de "Dark Necessities", un corto musical de cinco minutos para la conocida banda de funk rock, Red Hot Chili Peppers. Además, dirigió el vídeo musical "No Love Like Yours", el primer sencillo del segundo álbum de Edward Sharpe and the Magnetic Zeros.

Wilde cofundó la empresa filantrópica Conscious Commerce, con la misión de crear una guía para la vida consciente al promover las causas, marcas, personas y estilos de vida que forjan un nuevo parangón de vida. Recientemente, Save the Children le otorgó el premio Advocate Award en reconocimiento a su apoyo a rescatistas voluntarios que ayudan a salvar la vida de miles de madres y niños a través de la campaña 1 Million Community Health Workers. Además, la organización nombró a Wilde artista embajadora centrada en la supervivencia materna, neonatal e infantil. También es miembro de la junta de Artistas por la Paz y la Justicia y de la ACLU del sur de California.

KATIE SILBERMAN (productora / guionista e historia) es una guionista y productora estadounidense conocida por escribir y producir "La noche de las nerds", la exitosa película sobre el despertar de la adolescencia que estrenó en 2019, dirigida por Olivia Wilde y protagonizada por Beanie Feldstein y Kaitlyn Dever. La película recibió nominaciones a los premios WGA y BAFTA al mejor guion original, apareció en muchas listas de 'mejores películas del año' y cosechó varios premios de fin de año de grupos de críticos de cine. Silberman también escribió la comedia romántica de Netflix de 2018 "Set It Up", protagonizada por Zoey Deutch, Glen Powell, Lucy Liu y Taye Diggs, y "Isn't It Romantic" de New Line, protagonizada por Rebel Wilson, Adam Devine y Liam Hemsworth, que se estrenó en 2019.

"No te preocupes cariño" es la segunda vez que Silberman y Wilde trabajan juntas; volverán a reunirse en una próxima comedia sin título para Universal.

Está graduada por el Dartmouth College y el programa de cine MFA de la Universidad de Columbia, vive en Los Ángeles con su marido y su hija.

MIRI YOON (productora) es actualmente la presidenta de producción en Vertigo Entertainment, con un amplio abanico de proyectos en marcha. Además de producir "No te preocupes cariño", Yoon produce una gran variedad de proyectos de televisión y largometrajes, entre ellos: la aventura musical animada "The Witch Boy", para Netflix; la segunda temporada de la premiada serie antológica de Little Marvin, "Them", para Sony Television/Amazon Studios; "The Dating Game", un thriller policíaco sobre el roce de la escritora Cheryl Bradshaw con el asesino en serie Rodney Alcala; y el thriller de acción de Niki Caro, "The Mother", protagonizado por Jennifer Lopez para Netflix.

Otros créditos de Yoon incluyen la película de terror "Polaroid", de Lars Klevberg; la adaptación de Netflix de "Death Note", del director Adam Wingard y protagonizada por Nat Wolff, LaKeith Stanfield y Margaret Qualley; la adaptación de Paramount+ de la novela seminal de Stephen King, "The Stand"; y, al principio de su carrera, "I Love You Phillip Morris", protagonizada por Jim Carrey y Ewan MacGregor.

ROY LEE (Productor) es productor de cine y televisión y socio fundador de Vertigo Entertainment. Lee se licenció en la Universidad George Washington y estudió Derecho en la American University. Su primer crédito como productor fue "The Ring" (2002) y a partir de ahí ha producido muchas de las películas de terror americanas más emblemáticas de las dos últimas décadas, como "La maldición", "The Strangers" e "IT (Eso)". Lee también produjo las queridas películas de animación "La gran aventura de LEGO" y "Cómo entrenar a tu dragón".

En la actualidad, Roy funge como productor de una variada lista de adaptaciones de videojuegos populares, thrillers dirigidos por directores aclamados, series de televisión en muchos de los principales servicios de streaming y más películas de terror.

El guión preliminar de "No te preocupes cariño" escrito por CAREY VAN DYKE (Historia / Productor Ejecutivo) y SHANE VAN DYKE (Historia / Productor Ejecutivo) se vendió a New Line en una subasta con 18 pujas.

Recientemente, los Van Dykes terminaron el trabajo semanal de "Cobweb" para Vertigo y Lionsgate, mientras reescriben "Whitefish" para Sony y David Sandberg, protagonizada por Jamie Foxx, basada en la idea original de Jamie. Shane y Carey actualmente crean la película de terror "The French Quarter" para Lionsgate y vendieron pilotos a Paramount TV, Bad Robot y Endeavor Content.

Recientemente escribieron "The Silence" para Netflix, dirigida por John Leonetti y protagonizada por Stanley Tucci y Kiernan Shipka. Su proyecto de largometraje, "Here Comes the Dark", es una producción de Lucky Chap y Automatik Entertainment.

Para TV han escrito "The Syndrome", una serie televisiva de ciencia ficción para Warner Horizon, con la producción de Vertigo Entertainment. Los Van Dykes escribieron y produjeron de forma ejecutiva "They Come Knocking", la entrega de junio de la antología "Into the Dark" de Hulu, con la producción de Blumhouse. Shane y Carey crearon y escribieron "The Rift", una serie de televisión sobrenatural para Blumhouse TV y Shudder. Vendieron "Haunted" a Lionsgate TV, con James Wan como director, así como su proyecto "AWOL" a Fox 21, con Len Wiseman como director.

Los créditos del nominado al Oscar, MATTHEW LIBATIQUE (director de fotografía), abarcan una amplia gama de géneros, lo que demuestra su amplia creatividad y su capacidad para adaptarse a cualquier estilo de película.

En la actualidad, Libatique produce "Maestro", de Bradley Cooper, y terminó recientemente de trabajar en "The Whale" para A24 Studios, que estrenó en el Festival de cine de Venecia este año con una gran ovación. En este filme marca una colaboración más con Darren Aronofsky. "The Whale" cuenta la historia de un profesor de inglés recluso que intenta reconectarse con su hija adolescente distanciada. Protagonizada por Brendan Fraser y basada en la aclamada obra de Samuel D. Hunter, la película se estrenará en 2022.

Anteriormente, Libatique colaboró con Ryan Murphy en "The Prom", protagonizada por Jo Ellen Pellman, Meryl Streep, James Corden, Nicole Kidman, Keegan-Michael Key, Andrew Rannells, Ariana DeBose y Kerry Washington. También filmó "Aves de presa", en la que Margot Robbie repite su papel de Harley Quinn. Su corto para Olivia Wilde, "Wake Up", se estrenó en el Festival de Cine de Sundance de 2020.

Recibió nominaciones a los premios de la Academia y de la Sociedad Americana de Cinematógrafos por su trabajo como fotógrafo en el debut como director de Bradley Cooper, "Nace una estrella", protagonizada por Cooper y Lady Gaga. También filmó "Native Son" para el director Rashid Johnson, que se estrenó en el Festival de Cine de Sundance de 2019.

Libatique fotografió el debut de Aronofsky como director, "Pi", también, "Réquiem por un sueño", "La fuente", la aclamada "Cisne negro", por la que recibió su primera nominación al Oscar; "Noé"; y "¡Madre!", protagonizada por Jennifer Lawrence.

Asimismo, filmó la premiada "Letras explícitas", así como "Iron Man" y "Iron Man 2", iniciando un estilo definitorio para la franquicia Marvel.

"No te preocupes cariño" es la segunda colaboración entre Olivia Wilde y KATIE BYRON (diseñadora de producción) después de "La noche de las nerds" en 2019. El trabajo de Byron incluye "C'mon C'mon. Siempre adelante" de Mike Mills, "Zola" de Janicza Bravo, "Wander Darkly""de Tara Miele, "Color Out of Space" del director de culto Richard Stanley, la película meta slasher "The Final Girls" y varias películas de Drake Doremus-Ganador del Gran Premio del Jurado de Sundance "Like Crazy", "Zoe", "Breathe In", "Equals" y "Newness".

Su trabajo en televisión "Dirk Gently's Holistic Detective Agency" de la BBC America, "Documentary Now!" de IFC, la serie de FX "A Teacher" y la serie australiana/americana de género "Wolf Like Me".

Con una base internacional, su trabajo le ha permitido colaborar con creativos de todo el mundo. Aunque estas experiencias han sido transformadoras, las barreras lingüísticas y culturales también pueden hacer que sean emocionalmente aislantes. Para conectar con los demás, Byron ha buscado lo que cree que es un lenguaje humano universal: el poder curativo de la compasión y la conciencia compartida a través de la narración y la colaboración creativa.

Actualmente trabaja con A24 y Fruit Tree en la preparación de una serie de comedia negra de Benny Safdie y Nathan Fielder para Showtime llamada "The Curse", y está a la espera del estreno de "Untitled Julio Torres Project" de A24 y Fruit Tree, protagonizada por Tilda Swinton.

AFFONSO GONÇALVES (Edición) es un editor nominado al Emmy y galardonado con el American Cinema Editors Award en 2014 por su trabajo en "True Detective". Gonçalves también estuvo nominado al American Cinema Editor Award en 2011 por su trabajo en la miniserie "Mildred Pierce" y en 2022 por "The Velvet Underground".

Ha trabajado frecuentemente con el director Todd Haynes; entre sus colaboraciones más destacadas se encuentran "Carol", "Wonderstruck" y "The Velvet Underground". Otras películas notables que ha cortado son "The Lost Daughter" de Maggie Gyllenhaal, "Paterson" de Jim Jarmusch y las películas de Jonas Carpignano "A Chiara" (2021) y "A Chiambra" (2017).

Oriundo de Londres, JOHN POWELL (Composición y dirección de música original) fue un violinista mediocre de niño, escribió música para anuncios publicitarios al salir de la escuela y ayudó al compositor Patrick Doyle a principios de los 90. Se trasladó a Estados Unidos en 1997, donde trabajó en numerosos proyectos para Hans Zimmer y su compañía de música de cine Remote Control. Coescribió la partitura de "Antz" con Harry Gregson-Williams, y rápidamente se convirtió en uno de los compositores más buscados, versátiles y emocionantes de la ciudad.

Powell se elevó al Olimpo de los compositores de primer nivel al mostrar una voz totalmente original con sus partituras de la primera entrega de la trilogía Bourne, "La identidad Bourne". También se ha convertido en el compositor de referencia para las películas familiares de animación, con composiciones originales de éxitos como "Shrek" y "Pollitos en fuga" (ambas coescritas con Harry Gregson-Williams), la tres películas de "La era del hielo", "Bolt", las dos películas de "Río", las dos de "Happy Feet, el pingüino" y las dos primeras entregas de "Kung Fu Panda" (coescritas con Hans Zimmer). Lo intrépido de sus composiciones de música de acción ha servido de combustible para "Hancock", "Green Zone", "Stop", "Sr. & Sra. Smith" y "La estafa maestra". Su música también ha endulzado el romance de "Amor a segunda vista" y "P.D.: te amo". En 2006, su música dio fuerza a "X-Men III: la batalla final", aportó ternura a "Yo soy Sam" y un apasionante drama en tiempo real a "United 93".

Su contagiosa composición para "Cómo entrenar a tu dragón" le valió su primera nominación al Oscar. A lo largo de su carrera, Powell también ha recibido tres nominaciones a los Grammy por sus creaciones, que van desde la ciencia ficción hasta la animación familiar. Powell también ha prestado su voz a la composición de "Pan" de Warner Bros., "Ferdinand" (dirigida por Carlos Saldanha), "Cómo entrenar a tu dragón 2" y "Cómo entrenar a tu dragón 3". Powell ha compuesto la banda sonora de "Solo: una historia de Star Wars", dirigida por Ron Howard y de la película de aventuras familiares "El llamado salvaje"

Además de sus numerosas composiciones de música original para películas de todos los géneros, John Powell también ha escrito obras de concierto para coro y orquesta. Una selección de ellas se ha publicado en el álbum "Hubris: Choral Works by John Powell", que incluye su conmovedor oratorio "A Prussian Requiem".

RANDALL POSTER (supervisor musical) es uno de los supervisores musicales más reputados que trabajan en el cine y la televisión. Poster está muy satisfecho con el trabajo que hizo con Olivia Wilde para "No te preocupes cariño", al crear un elemento musical vibrante y único para una película vivaz y original. Poster y Wilde se conocieron durante la grabación de la serie de HBO "Vinyl" y comparten su amor por la música.

Poster trabaja con muchos de los principales cineastas del mundo, como Wes Anderson, Martin Scorsese, Richard Linklater, Todd Phillips, Todd Haynes y Sam Mendes. Su trabajo se mueve constantemente entre proyectos que definen la cultura pop, como "Zoolander" o "Tiger King", de "Escuela de Rock" a "El Gambito de la Reina", de "El gran Hotel Budapest" a "Kids".

Poster es un ganador de dos premios Grammy.

En 2020, Poster produjo la aclamada película "El diablo todo el tiempo", dirigida por Antonio Campos y protagonizada por Tom Holland, Riley Keough, Robert Pattinson, Jason Clarke y Haley Bennett.

Actualmente, el cartel está trabajando en nuevas películas de Anderson, Scorsese, Linklater y Sofia Coppola.

ARIANNE PHILLIPS (diseñadora de vestuario) cuenta con tres nominaciones a los premios de la Academia por "Érase una vez en Hollywood", de Quentin Tarantino; la película biográfica de Johnny Cash, "Johnny & June: Pasión y locura", de James Mangold; y el debut como directora de Madonna, "W.E.". Phillips también diseñó las películas de Tom Ford, "Animales nocturnos" y "Un hombre soltero", así como casi todos los vídeos musicales de Madonna. Arianne trabaja actualmente en la continuación del gran éxito de Todd Phillip, "Joker: Folie à Deux".

Calendario

Hoy es :

Los más leídos de esta semana